PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Estudiar en Suiza, país número 1 en innovación por el Global Innovation Index

 

  • Lancelot Digital
  •  

    El Global Innovation Index, publicación anual creada por la Escuela de Negocios INSEAD, muestra la clasificación de países del mundo con respecto a su capacidad de innovación. Su último estudio arroja que el país helvético es el más innovador. Si aplicamos esto a los estudios, no cabe duda de que Estudiar un master en suiza es una idea muy atractiva. ¿Sabes por qué? Muy sencillo, vas a tener la oportunidad única de adquirir una formación de calidad, en un ambiente único y con unas características que le hacen destacar. Estudiar en una escuela de negocios suiza está ahora a tu alcance.

     

    Razones para formarse en Suiza

     

    Ginebra ofrece innumerables atractivos para formarse. No solo porque se trate de una ciudad cosmopolita y abierta, sino porque es el corazón financiero del país. Es la novena ciudad del mundo por calidad de vida, e integra a más de 180 nacionalidades diferentes. El 40% de su población es de origen extranjero, lo que es el caldo de cultivo para que los procesos de enseñanza aprendizaje se lleven en las mejores condiciones. Además, Suiza es el país más seguro del mundo, por lo que puedes estudiar y formarte con total tranquilidad.

     

    Todos estos datos no hacen más que dar marco a la Escuela de negocios con ambiente internacional, lugar en el que puedes adquirir los conocimientos necesarios para las actividades comerciales en el siglo XXI. Las enseñanzas de esta escuela de negocios se encuentra sobradamente acreditada por instituciones de alto nivel, consiguiendo perfilarse como una de las más interesantes a la hora de adquirir una formación. Gracias a los estudios que se llevan a cabo en ella, se adquieren habilidades y destrezas suficientes para conseguir destacar. Unas enseñanzas que perduran para toda la vida y que, en el momento de ser recibidas, se encuentran plenamente actualizadas. Esta posición de ventaja que otorga poder estudiar en el país centroeuropeo posibilita destrezas únicas y que no están al alcance de cualquiera.

     

    Por qué la Escuela de Negocios es la que necesitas

     

    Dejando a un lado la incuestionable calidad de las enseñanzas, el ambiente es único. Estudiantes de muchas nacionalidades diferentes consiguen aportar una experiencia de aprendizaje diferente. Esto no deja de ser un punto interesante, ya que hasta que no te relacionas con personas de costumbres distintas no es posible tomar conciencia de la importancia de este hecho. En este ambiente eres uno más y con mucho pro aportar, pero las experiencias de los demás también cuentan y sirven de aprendizaje.

     

    Las clases se desarrollan en pequeños grupos, por lo que el ambiente de aprendizaje es muy adecuado. Así podemos tener una atención muy personalizada y de mucha calidad. Interactuar de una manera tan cercana con el profesorado no deja de ser una ventaja. La lengua vehicular de las clases es el inglés. Pensar en otro idioma nos dota de unas habilidades interesantes y nos ayuda a ver las cosas de una manera distinta.

     

    No cabe duda de que el aprendizaje basado en teoría es fundamental para tener una formación sólida. Pero es con las experiencias como podemos fijar todo lo que hemos venido a aprender. «Pensar haciendo» es una manera muy práctica de adquirir como propias las enseñanzas que se reciben en la escuela.

     

    El profesorado es quizás uno de los asuntos más distintivos a la hora de emprender unos estudios. Seleccionado entre lo mejor de cada área, engloba desde directivos de empresas a personal consultores, así como líderes en sus áreas. Cuando el profesorado tiene una especialización tan alta, los resultados no pueden hacerse esperar, son siempre los mejores.

     

    El objetivo de la escuela de negocios es la de formar profesionales con la más alta cualificación y que sean capaces de demostrar valor. Gestar una imagen de marca, saber reaccionar ante todo tipo de situaciones o ser la piedra angular para las relaciones comerciales del futuro son solo algunos de los objetivos. Quien apuesta por su formación lo está haciendo por sí mismo, por convertirse en un profesional comprometido y con las herramientas necesarias para gestionar los retos de un mundo cada vez más cambiante. Apostar por lo que se cree, combinando conocimiento teórico, experiencias y habilidades, posibilita tener un perfil profesional competente y que adquiere una tasa muy alta de colocación. Nada menos que del 96% en puestos de nivel superior.

     

    No lo dudes, conseguir un perfil profesional orientado a los negocios es un asunto de valor si se emprende en Suiza. Quizás no haya lugar más adecuado para ponerse manos a la obra y adquirir las habilidades necesarias. Quienes saben lo que desean lo tienen muy claro, y apuestan por formarse junto a los mejores. Ahora es el momento de comenzar a gestionar el profesional del futuro que llevas dentro, haciéndolo en un marco único y que se perfila como el más adecuado.