PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Conozca la margarina retirada de los supermercados por alerta sanitaria

La Aesan, que pide que no se consuma. ha emitido una alerta para avisar de la presencia de leche no declarada en su etiquetado

 

  • Lancelot Digital
  •  

    La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), que depende del Ministerio de Consumo, ha emitido una nueva alerta para avisar de la presencia de leche no declarada en el etiquetado en una popular margarina vendida en los supermercados españoles. La leche es un alérgeno cuya presencia en cualquier producto debe constar en el listado de ingredientes para que aquellas personas que sean intolerantes lo sepan y puedan evitar cualquier problema derivado de su consumo, algunos tan graves como los choques anafilácticos.

     

    El producto en concreto que ha provocado que la Aesan emita esta alerta es una margarina de la marca Flora Original, que se vende en tarrinas de plástico, con número de lote 129404098, fecha de consumo preferente 10/03/2022 y cuyo peso por unidad es de 225 gramos.

     

    Según explica la agencia en un comunicado que recoge este domingo el Diario de Avisos, se tuvo conocimiento de la alerta gracias a una notificación trasladada por las autoridades sanitarias de Portugal a través de la Red de Alerta Alimentaria Europea (Rasff) después de que la propia empresa detectase el problema en un control interno.

     

    El producto ha sido distribuido por distintas comunidades de toda España, por lo que la Aesan ha trasladado la información disponible hasta el momento a las autoridades sanitarias competentes. “Esta información ha sido trasladada a las autoridades competentes de las comunidades autónomas a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI), con el objeto de que se verifique la retirada de los productos afectados de los canales de comercialización”, dice la agencia.

     

    “Como medida de precaución”, el organismo pide a las personas alérgicas que contengan este producto en concreto en sus hogares que se abstengan de consumirlo. “El consumo de este producto no comporta ningún riesgo para el resto de la población”, confirma por otra parte la Aesan.