PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Resiliencia para reinventarse o adaptarse en la Hostelería

Cinco cocineros de la isla nos relatan a través de breves videos, como afrontan su inesperada situación actual

 

  • Fernando Núñez
  • Fernando Núñez
  •  

    En la sección de gastronomía de Lancelot Digital, hemos pensado que lo mejor que podemos hacer por la restauración y la hostelería de las islas es darle la palabra directamente a los cocineros, chefs y restauradores del archipiélago. Que sean ellos mismos los que a través de un pequeño video, de 4 ó 5 minutos de duración, nos expresen cómo están viviendo en su entorno familiar, a nivel personal esta situación inesperada de “estado de alerta” y como creen que será el escenario al que se enfrentará la hostelería en general cuando este confinamiento acabe y puedan reabrir.

     

    Hemos seleccionado cinco videos de los que ya hemos publicado en el Digital. De cada uno de ellos destacamos las frases que nos han parecido mas idóneas e interesantes como aportación a los demás compañeros de profesión.

     

     

     

    Santi Beneítez, restaurante Palacio Ico Teguise

     

    Todo esto lo estoy viviendo como un sueño, ese sueño que coges cuando estás cansado, con déficit de sueño, saturado porque el oficio de chef y propietario es intenso, maravilloso pero intenso.


    A veces es bueno salir de la cocina para volver con más energía y procesar el stress. El día que salgamos de casa, veremos que el nuevo viaje sólo acaba de empezar.


    El regreso va a ser duro. Se quedó en el aire el menú degustación para el 24 de abril dedicado a César Manrique, después de meses de investigación y conversaciones con la familia y personas que lo conocieron.

     

    También está pendiente el “menú a 4 manos con Víctor Gutiérrez”; pero ahora son momentos de solidaridad, que es compartir lo que tienes y no dar lo que te sobra.

     

     

    Luis León, restaurantes Arena, Cala y Trattoria Il Nono

     

    Yo pensaba que para mi esto iba a ser mucho más duro, pero la verdad es que no, lo llevo bastante bien. Hago mis ejercicios dos horas todos los días, como el día es largo hay que entretenerse. Luego preparo la comida para mi mujer y para mí, algo que no me lleva mucho tiempo. Después me entretengo un poco pasando notas, ordenando algunos papeles, leo un libro y miro un poco la televisión. Como quien dice ya se ha pasado el día.  A mi algunas veces hasta se me hace corto el día.

     

    También aprovecho para practicar algunas recetas para cuando comencemos a funcionar, ya que los tres restaurantes nuestros están cerrados y la verdad es que necesitaremos mucho tiempo para prepararlos. Soy una persona de las que está fijo trabajando y ni siquiera tengo vacaciones.

     

    Lo que tengo claro es cumplir con lo que me han dicho, que me quede en casa, como todos los demás que también tienen que estar en casa.

     

    A mi lo que me gusta es estar en la calle y trabajando en el restaurante, que es como se pasan bien las horas. Un saludo, mucho ánimo y a ver si se termina esto pronto.

     

     

    Orlando Ortega, restaurante Lilum

     

    En mi profesión creo que no hay que reinventarse sino adaptarse a las nuevas circunstancias. Yo no me voy a reinventar porque lo que se, es trabajar en restaurantes, en hostelería y cuidar de mis clientes.

     

    Si en algo puedo ayudar a mis colegas de profesión, pienso que, en el futuro, a medio largo plazo, se contempla el delivery, cocina para llevar. Que el cliente pueda ir a recoger esa comida a los restaurantes. No tardarán mucho en hacerlo.

     

    También pasa por cocinar en casa de quien lo requiera, siempre manteniendo las lógicas medidas de seguridad sanitaria. Más adelante, cuando ya podamos abrir las puertas será de otra manera, sin soportes físicos donde hasta ahora el cliente elegía lo que iba a comer. 

     

    Vaticino que ahora, con anterioridad tendremos que saber lo que nuestros clientes van a comer. Que ya tengan su decisión hecha y no sea nada más que llegar al restaurante y atenderle en el servicio. Todo siempre dentro de las medidas sanitarias en consonancia con los tiempos que estamos viviendo.

     

    Mando un fuerte abrazo virtual a todos, decir que aquí no se acaba nada, aquí continua. Mucha fuerza y resiliencia.

     

     

    Gonzalo Calzadilla, restaurante Isla de Lobos, Hotel Princesa Yaiza

     

    Creo que en esta situación de confinamiento lo mejor es mantener la mente activa, leer, cocinar, disfrutar con la familia, son cosas que antes no teníamos tiempo de hacer por nuestra profesión.

     

    Me he creado una pauta de seguir cocinando, grabar recetas y subirlas a las redes sociales animando y dando ideas a la gente que está en casa. Estamos sufriendo una grave crisis sanitaria y dos de los grandes damnificados van a ser la hostelería y el turismo.

     

    En Isla de Lobos, como alta gastronomía, ofrecemos una experiencia completa. Seguiremos puntualmente las medidas que nos pongan más las que nosotros estamos pensando para dar la máxima seguridad a todos nuestros clientes en un futuro inmediato.

     

    Cada restaurante se está adaptando de la mejor manera posible, a través del delivery, incluso parece que pronto se podrá ir a recoger la comida a los restaurantes, todo irá paulatinamente.

     

    Enviar un mensaje de ánimo mucha fuerza, que todos juntos vamos a salir de ésta y vamos a disfrutar de nuestra isla bonita.

     

     

    Pedro Nolla, restaurante El Risco

     

    Todo esto nos va hacer recapacitar en un futuro lo que vamos a hacer. Esperamos que dentro de unos meses la gente vuelva a confiar y a salir a la calle escalonadamente.

     

    Tendremos que adaptar el restaurante para poner los medios precisos y dar una garantía para que cuando lleguen, nuestros clientes se sientan seguros.

     

    Aquí y en toda Canarias, controlando las dos únicas entradas, por puerto y aeropuerto, incluso podremos salir quizás, antes que el resto de la península.

     

    Que tengan paciencia, de esta seguro que vamos a salir como muchas otras veces. A todos suerte y un gran abrazo.