PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Ropa Vieja, auténtico Street Food en primera línea de Puerto Calero

Héctor García, un joven cocinero conejero que tras 5 años de viajar por el mundo abre su propio restaurante en Lanzarote

 

  • Fernando Núñez
  • Fernando Núñez
  •  

    Héctor García y sus hermanos poco se podían imaginar que, con el restaurante preparado y la obra terminada, listo para inaugurarlo el 21 de marzo de 2020, esto no iba a ser posible hasta cuatro meses después, concretamente en el mes de julio.

     

     

    Ropa Vieja, como así se llama este nuevo restaurante, está situado en primera línea de Puerto Calero. El 14 de marzo, Héctor se encontraba haciendo pruebas y preparando los platos de la carta, cuando se produjo la fatídica noticia, el confinamiento de todo el país como consecuencia de la pandemia originada por la COVID-19. “En Puerto Calero en marzo había mucha gente, íbamos a abrir en la época fuerte de cara a Semana Santa. Finalmente fue en verano, aprovechamos el tirón de los peninsulares y del turismo entre islas. Tuvimos mucha gente y buena aceptación también por parte de los residentes”, afirma García.

     

     

    Cursó sus estudios en el Hotel Escuela de Santa Cruz de Tenerife. Luego estuvo un tiempo trabajando en la península haciendo ´stage´ de temporadas con Quique Dacosta, 3* y tres Soles Repsol y en Nerua con Josean Alija, 1* y 3 Soles Repsol (Museo Guggenheim de Bilbao), pero tenía verdaderas ganas de viajar, de conocer otras cocinas y otros continentes. Lo que comenzó como un viaje de seis meses se convirtió en una aventura que duró más de cinco años. Tres los pasó en Vietnam, trabajando para XO, una importante empresa que cuenta con 30 restaurantes en el país. De allí a Malasia, el sudeste asiático y casi dos años en Australia. Finalmente volvió en 2017 y junto a sus dos hermanos, decidieron arrancar con un proyecto propio. García comenta que “el nombre de Ropa Vieja surgió, cuando dándole vueltas a todo, hubo un momento en el que ves una mezcla total de comida-tendencia-raíces, desde el sudeste asiático a Sudamérica. Entonces pensé, al final estamos haciendo una Ropa Vieja aquí”.

     

     

    No hay platos específicamente canarios, pero si guiños y matices importantes a Lanzarote. En su cocina destaca el producto del sector primario de la isla. Incluso él mismo y con la ayuda de su padre, trabajan una finca con frutas del sudeste asiático, semillas de hierbas y especias que le traen amigos, como por ejemplo albahaca tailandesa, ají peruano, chilis mexicanos, acelga china, plantado por ellos mismos en Masdache. Héctor subraya, “nos surtimos de muchos productos de la tierra como cilantro, tomates, pimientos y en general la mayor parte de los que utilizamos a diario en el restaurante. Para nosotros esto es preocuparse por tener mejor calidad de producto y sabores”.

     

     

    El nombre a priori es un poco confuso ya que el planteamiento del local está enfocado a Street Food y fusión. La carta se compone de 6 especialidades al grill, acompañadas con vegetales, arroz o papas y 12 platos para compartir.

     

     

    Destacan para compartir los rollitos vietnamitas con papel de arroz, mézclum lechugas, langostinos, encurtidos y chili dulce; ceviche de sama roquera, leche de tigre, ají amarillo y cilantro; pollo frito estilo coreano; Nems, rollitos de cerdo con setas y salsa “nuoc cham”; arroz negro con chipirones, setas chinas y mayo de lima. Del grill, el Chicharrón, bien tostado y jugoso, el entrecot Spicy house y el pulpo con mojo Thai. De postre no puede faltar la tarta de queso casera y el plátano en tempura, helado de coco y leche merengada.

     

     

    Realmente al final, si que es una mezcla todo lo que están haciendo, pero cada plato se representa por si mismo, tiene su lugar en una carta variada y diferenciada. Auténtico Street Food a un precio razonable, hecho con mucha calidad y conocimiento de las técnicas y los productos.