PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Trattoria da Rafaelo Tradición y sabor  

 

Destaca por una decoración moderna, agradable y acogedora, enfrente de la playa

 

  • Fernando Núñez
  •  

    Siempre me gusta dar un paseo y compartir las cocinas de los restaurantes que se encuentran en los núcleos turísticos de la isla, es una buena forma de ver y entender el grado de satisfacción o decepción de los más de tres millones de turistas que nos visitan al año. En esta ocasión opté por comida italiana y les aseguroqueel lugar elegido fue todo un acierto, la “Trattoria da Rafaello” en Puerto del Carmen.

     

     

    Situado en el centro de la Avenida de Las Playas, destaca por una decoración moderna, atractiva y fresca, maderas claras y una terraza completamente abierta a la Avenida de las Playas, con unas inmejorables vistas al mar, en primer línea. Fui a comer al mediodía y me sorprendió la gran cantidad de gente que llenaba el local.

     

    Es un restaurante en el que se mezclan, sobre todo los fines de semana, tanto residentes como turistas. Muchos son clientes repetidores, sobre todo británicos, holandeses y nórdicos, pero en verano también cuentan, cada vez más, con una gran cantidad de italianos, franceses y también españoles.

     

    Otro detalle que me llamó poderosamente la atención fue ver como continuamente, llegaban personas para realizar su reserva de mesa para la cena. Pregunté al camarero si esto era así todos los días y me explicó que sí, ya que para ellos es su principal comida del día y ya saben que si no reservan seguramente no tendrán plaza para la noche.

     

    Nos pusimos en las manos del chef para que preparase lo que apreciase más oportuno.

    Primero un aperitivo, Campari bien frío con corteza de cítricos y mantequilla casera de ajo y perejil.

    El día estaba caluroso así que la “ensalada de salmón, mozarela, aguacate, gambas, anchoas y alcaparras con pesto de albahaca y aceituna negra”, fue todo un acierto, un entrante de primavera,fresco, realizado con productos de calidad.

    Seguimos con “queso tierno de cabra de Lanzarote frito con langostino en mariposa”, acompañados de salsa tártara, confitura de arándanos y tomate confitado, buen balance, crujiente y jugoso.

     

    Los entrantes dieron paso a tres platos netamente italianos. Primero “ Tagliatellial espumoso de Proseco con langostinos, champiñones y auténtico Parmesano”, la pasta al dente y un conjunto muy sabroso. El segundo, un “risotto de Boletus y setas”, suave, meloso a la vez que poderoso de sabor, al contar con un producto de contrastada calidad como los BoletusEdulis.Finalizamos la parte salada  con “medallones de ternera al vino de Marsala”, muy bien ejecutado fiel a la tradición.

     

    Como no podía ser de otra manera, los protagonistas del postre, fueron la panacota y el tiramisú, ambos caseros, tan sencillos como deliciosos. El servicio es atento y esmerado. La carta de vinos es corta, pero encontramos algunas referencias también interesantes.

     

    Contando con restaurantes que cuidan la materia y trabajan en lo posibleel producto del territorio, con muy buena mano y conocimiento en la cocina, nos vamos tanto los residentes como lo turistas muy contentos y agradecidos. Una gran comida en la Trattoría da Rafaelo.