PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La falsa alarma de la playa de Playa Blanca

El Ayuntamiento comunica que ya está abierta al público tras confirmarse que nunca hubo contaminación

 

  • Lancelot Digital
  •  

    No hubo contaminación alguna de las aguas de la playa de Playa Blanca, así lo confirman los informes de Salud Pública. El Ayuntamiento de Yaiza retiró este mismo miércoles la bandera roja izada por precaución el domingo cuando se informó de un episodio de erupciones en la piel de dos bañistas y un socorrista.  “Desde el Ayuntamiento optamos por la prudencia porque son los resultados de las pruebas los que determinan si hay o no contaminación. Pusimos la bandera roja por precaución y tras conocer el informe pertinente de Salud Pública procedimos a abrir la playa al baño, siempre con el seguimiento y atención debida a este caso por parte de la concejala delegada de Playas, Fátima Viñoly”, apunta el alcalde de Yaiza, Óscar Noda.

     

    Algunas informaciones de prensa dieron por confirmada desde el mismo domingo el cierre de la playa por contaminación del agua sin conocer la valoración sanitaria concluyente de Salud Pública, que ahora sí que emitió su informe diciendo que es apta para el el baño después del análisis de las muestras de agua recogidas en la zona norte, centro y sur de la playa del pueblo.

     

    En cualquier caso, habrá seguimiento durante una semana para constatar si la afección en la piel de los bañistas pudo haber sido causada por el contacto de invertebrados marinos. Salud Pública incluso recomienda preguntar a los afectados si tomaron algún medicamento o pudieran sufrir algún tipo de alergias, “ya que según lo manifestado en el acta los síntomas se mantenían 12 horas después del baño en el mar, reacción prolongada y que no corresponde con la evolución de los síntomas debido a exposición de focitoxinas marinas que normalmente desaparecen rápidamente, lo que indica que el origen del prurito (picazón) puede deberse a otro origen que el de microalgas o cianobacterias marinas”, concluye el informe.

     

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario