PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La huella de Rosa María Sardá a su paso por Lanzarote

La actriz rodó la que sería su última película, “Salir del ropero”, en la isla

 

  • Lancelot Digital
  •  

    El reciente fallecimiento de la actriz, presentadora y humorista Rosa María Sardá ha dejado un poco huérfanos a gran parte de los españoles que la admiraban sinceramente.

     

     

    Lanzarote tuvo la fortuna de ser el escenario de la última película que rodó la artista catalana, “Salir del ropero”, junto a Verónica Forqué y Candela Peña y los lanzaroteños tuvieron la suerte de verlas paseando por distintos parajes de la isla.

     

    El equipo se alojaba en Costa Teguise y era frecuente verlos a todos ellos comiendo en el restaurante ‘El Bocadito’, propiedad de Juan Domínguez, de la localidad turística.

     

    De la calidad humana de “la Sardá”, como era cariñosamente conocida en nuestro país, da fe el propio Domínguez que cuenta cómo le pidió una fotografía en su establecimiento, para sumarla a un panel dónde están Pedro Almodóvar, Bigote Arroce y otros muchos actores que han pasado por la isla y, aunque la actriz se disculpó y rehusó por no estar maquillada, antes de marcharse tuvo la deferencia de llamarle para agradecerle la atención y los estupendos platos que les sirvieron durante su estancia. Además se disculpó por no haberse hecho la foto y no poder pasar a formar parte de la galería del establecimiento. 

     

     

     

     

    Una mujer con un carácter único que dejaba huella a su paso.

     

     

    “Salir del Ropero, que se iba a estrenar en abril, pero se tuvo que aplazar como tantas otras cosas por el Covid-19, verá, previsiblemente la luz en los cines en los próximos meses.

     

     

     

    Comentarios (1)  



    Comentarios  
    # Alex Solar 14-06-2020 13:32
    En una entrevista que le hacía su hermano Xavier, la Sardá le manifestaba su decepción por "no haber sido la artista que había querido ser". Confesó que pocos directores la habían tomado en serio, a excepción de cierto director teatral y algún otro. Tuvo que resignarse a menudo con trabajos "alimenticios" y me da que esta película sería uno de ellos.
    Por lo demás, no me extraña que rehusara posar para formar una galería fotográfica con tipos tan discutibles como Bigote Arrocet, que se plegó a Pinochet en su momento cantándole el "Libre" de Nino Bravo.
    Responder | Responder con una citación | Citar
    Escribir un comentario