PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los vecinos de la Caleta de Famara quieren salvar su patrimonio natural

Aseguran que el actual Plan de Movilidad ha convertido el pueblo en un inmenso parking

 

  • Lancelot Digital
  •  

     

    Los vecinos de Caleta de Famara han iniciado una recogida de firmas contra el actual plan de movilidad puesto en marcha por el Ayuntamiento de Teguise el pasado mes de enero. Consideran que dicho plan ha convertido el pueblo en un parking, lo que conlleva un gran impacto visual y ambiental.

     

    Además, apuntan que ha aumentado el peligro al transitar por las calles. Critica la mala condición de las aceras, e incluso su inexistencia, que obliga los vecinos a caminar por la carretera. “Antes no suponía un gran problema, porque teníamos unas avenidas amplias, con suficiente visibilidad para que, tanto peatones como conductores, conviviéramos en armonía y con seguridad. Sin embargo, ahora tenemos las dos arterias principales del pueblo totalmente anegadas de coches, aparcados en batería,  de forma que se han estrechado las calles, los vehículos han de salir del estacionamiento marcha atrás (maniobra esta que reduce enormemente la visibilidad) y se congestiona el carril único. Todos estos factores contribuyen a una sensación de inseguridad vial sin precedentes”.

     

    Pero esto no es lo único que les preocupa. “Hay otro aspecto que nos provoca una pena inmensa a todos los que amamos el pueblo, y es que están destruyendo la belleza de este paraíso natural. Famara no quiere un pueblo parking, los turistas no vienen a visitar un pueblo parking. Caleta de Famara es un patrimonio ambiental y cultural, situado en un espacio natural protegido, es un deber tanto político como cívico protegerlo, conservarlo y cuidarlo. Por todo lo expuesto pedimos que se conserve como estaba. Solicitamos que se retire la nueva señalización; volver a tener dos carriles en los tramos afectados, y que se eliminen, por tanto, los aparcamientos en batería”, señalan..

     

    Nueva Canarias se suma a la defensa de la Caleta de Famara

     

    El Comité Local de Nueva Canarias-Bloque Canarista (NC-bc) de Teguise ha querido también expresar su apoyo a los vecinos de la Caleta de Famara que han rechazado el plan de movilidad impuesto por el grupo de gobierno conservador de CC, PP y Vox, al considerar que va en contra de la seguridad y la libre circulación de los peatones, impacta sobre el paisaje natural y convierte la localidad en un gran parking al aire libre con la incorporación de 200 aparcamientos.

     

    Los canaristas apuntan a que el plan de movilidad para la Caleta es un ejemplo de “urbanismo de ocurrencia” y sigue prácticas de planificación “obsoletas y opuestas a las que se están llevando a cabo en otras localidades y recomiendan las normativas europeas, españolas y canarias sobre urbanismo, movilidad y objetivos de desarrollo sostenible”.

     

    Para Belén Machín, presidenta de NC-bc en el municipio de Teguise, “el grupo de gobierno no sólo ha elaborado el plan de movilidad a espaldas de los vecinos de la Caleta; sino que lo ha impuesto en contra del bienestar de estos y priorizando en la comodidad del turista en detrimento del paisaje y la idiosincrasia costera de la localidad. Priorizan en 200 aparcamientos en batería y se olvidan de las aceras, avenidas peatonales y espacios de sociabilización y comunidad. El pueblo planificado para el coche de alquiler y no para el vecino”.

     

    NC-bc propone la paralización del plan de movilidad actual y una vuelta al proceso participativo donde los vecinos, colectivos y ayuntamiento consensuen una planificación acorde a las necesidades actuales del residente y proteja la belleza natural e idiosincrática de la Caleta, además de abordar de una vez por todas la realidad de la masificación turística que deriva en problemas diversos como el acceso a la vivienda, la movilidad, el bienestar vecinal y el paisaje.  “La Caleta debe mantener su desarrollo económico sin necesidad de convertirse en un espacio turístico común masificado donde se desvirtúa los valores que la hacen única como la belleza costera y pesquera, la convivencia vecinal y la tranquilidad”, sentencia Belén Machín.

    Comentarios (4)