PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Sepa cómo afecta a los lanzaroteños el cierre de la base de Ryanair

La isla pierde cinco rutas y dos vuelos diarios, reduciéndose también las frecuencias con Madrid. Unas 58 personas se quedan sin empleo

 

  • Lancelot Digital
  • Suso Betancort
  • Lancelot Televisión
  •  

    La aerolínea irlandesa Ryanair cumplía este miércoles 8 de enero su amenaza y cerraba sus bases canarias dejando en la calle a casi 200 trabajadores. Concretamente, en Tenerife Sur, la aerolínea despedía a 100 trabajadores; en Gran Canaria, 69; y en Lanzarote, 58. Estos trabajadores se han quedado en un "limbo laboral", ya que aunque Ryanair les notificó los despidos a las cinco de la tarde por burofax, este miércoles aún seguían con alta en la Seguridad Social, lo que les impide tramitar su situación de desempleo en el plazo legal de 15 días naturales.

     

     

    Unas consecuencias nefastas para el empleo en Lanzarote. ¿Pero cómo afecta el cierre de la base de Ryanair a la conectividad de la Isla? En principio, según fuentes turísticas, se pierden cinco rutas del total de 29 que mantenía esta compañóa irlandesa en la temporada de invierno pasada y un total de 14 vuelos semanales, dos de ellos diarios, pasando de 68 vuelos semanales a 54. Pese a seguir siendo la compañía que más opera con Lanzarote, lo cierto es que a partir de este 8 de enero el hecho de que dos de sus aviones no 'duerman' en Lanzarote también reducirá en cinco frecuencias la ruta Lanzarote-Madrid, si bien mantendrá una conexión diaria de ida y vuelta con la capital de España.

     

    De las cinco rutas que se pierden, una estará en España, la de Valencia, que se pierde; y el resto en el extranjero. Así, la compañía elimina las rutas de Leeds y Newcastle en las islas británicas, Berlín Schöenefeld en Alemania y Knock en Irlanda. En relación a las rutas canceladas hay que destacar que la mayoría de ellas (cuatro de las cinco) tenían una sola frecuencia semanal, excepto Berlín Schöenefeld que contaba con dos.

     

    Ya desde el Cabildo se afirmaba que el aumento de vuelos de otras compañías aéreas minimizaría las consecuencias que tendrá para la conectividad de la isla el cierre de la base de Ryanair en el aeropuerto César Manrique-Lanzarote.

     

    De este modo, la disminución de vuelos con la capital se ve compensada con el aumento del número de plazas en esta ruta por parte de Iberia Express, que ha aumentado las conexiones nocturnas entre Lanzarote y Madrid, alcanzando un total de 13 vuelos semanales. En este sentido, hay que reseñar que cuatro días a la semana 'duerme' un avión de la aerolínea española en el aeropuerto de Lanzarote, de forma que en la práctica Lanzarote no perderá la conexión aérea nocturna con la capital de España, que tiene una gran demanda por parte de la población local lanzaroteña, ni tampoco el vuelo de primera hora por la mañana que enlaza con Madrid.

     

    Por otra parte, fuentes del sector señalan que la eliminación de las rutas con Leeds y Newcastle se verá amortiguada con el aumento del número de plazas entre la isla y el Reino Unido de Jet2, con sede en Leeds. Además seguirá siendo posible viajar de manera directa entre Lanzarote y Valencia a través de la frecuencia semanal con que cuenta Vueling, que está apostando fuerte por Lanzarote. Hay que recordar también que easyJet ha expresado su intención de reforzar las conexiones con la isla.

     

    Turismo Lanzarote sigue manteniendo importantes reuniones con compañías aéreas nacionales de cara a reforzar la conectividad de la isla tras la quiebra del operador británico Thomas Cook y el cierre de la base de la aerolínea irlandesa Ryanair en el aeropuerto César Manrique-Lanzarote. Sin embargo, estas mismas fuentes reconocen que este año 2020 será duro para el turismo en Lanzarote por la recesión que se está produciendo a nivel internacional y que ya estamos visualizando en las cifras descendientes e incluso negativas de la llegada de turistas a la isla.

     

    Casi 7.000 plazas diarias se pierden en Canarias

     

    Los nueve aviones que dormían en el archipiélago y que permitían operar un total de 36 vuelos diarios a unas 40 rutas salieron de las islas a otros aeropuertos dejando un vacío aéreo cuantificado en casi 7.000 plazas diarias y más de 204.000 al mes, según informa Canarias 7.

     

    Las rutas directas que enlazaban Gran Canaria, Tenerife y Lanzarote (que contaban con base de Ryanair) con destinos como Vitoria, Milán, Cracovia y Oslo, entre otros, se han perdido.

     

    Con la marcha de Ryanair no solo se ve afectada la conectividad de las islas y que mejorará tras la apuesta de Jet2 por las islas, sino también el empleo.

     

    Ryanair cumplió su amenaza con Canarias pero no lo hizo con Girona. La base catalana también iba a cerrarse a partir del 8 de enero, sin embargo, los cambios introducidos en las condiciones laborales de los 164 trabajadores (solo renunciaron 12) y la mediación de la Generalitat permitió salvarla del cierre.

    Comentarios (1)  



    Comentarios  
    # Viajar 13-01-2020 14:32
    Pues lo que deberíamos todo el mundo no comprar más billetes de esa aerolínea.Hacerles un boicot los usuarios y bajarles los humos al dueño. :roll:
    Responder | Responder con una citación | Citar
    Escribir un comentario