PUBLICIDAD
Spar
PUBLICIDAD
Quédate en casa
PUBLICIDAD
Spar
PUBLICIDAD
Quédate en casa

Canal Gestión suspende los cortes de agua a todos los ciudadanos

La empresa amplía el decreto del Gobierno y lo mantiene durante la vigencia del estado de alarma

 

  • Lancelot Digital
  •  

    Canal Gestión Lanzarote pone en conocimiento de la población de Lanzarote y La Graciosa que, durante el tiempo en que se mantenga en vigor el Estado de Alerta declarado por el Gobierno de España ante la crisis sanitaria que se está sufriendo, la empresa interrumpe la ejecución de cortes de suministro de agua potable de forma generalizada.

     

    Tal y como recoge el RD-LEY 8/2020, de 17 de marzo, de Medidas Urgentes Extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19: "(...) se imposibilita el corte de suministro de agua por incumplimiento de contrato a los consumidores que tengan la condición de vulnerables, entendido por tales los que tienen esa condición conforme a la normativa en materia del sector eléctrico."

     

    Sin embargo, la empresa encargada de la gestión del ciclo integral del agua por concesión del Consorcio del Agua de Lanzarote, ha incluido en su Plan de Contingencia, activo desde el pasado día 13 de marzo, la suspensión de cualquier tipo de corte de suministro, aunque el abonado afectado no cumpla con los requisitos de vulnerabilidad establecidos, y este haya sido motivado por otras circunstancias. Esta medida excepcional adoptada por Canal Gestión Lanzarote estará vigente hasta que el Gobierno de España declare el fin de la alerta.

     

    Desde Canal Gestión Lanzarote se hace un llamamiento a la responsabilidad individual de los ciudadanos para cumplir con un consumo moderado y equilibrado según las necesidades, así como con las medidas de prevención establecidas que eviten el contagio del COVID-19.

     

    La empresa desea lanzar, igualmente, un mensaje de tranquilidad asegurando que desde esta compañía se sigue desarrollando el 100% de su actividad teniendo presente la responsabilidad que implica la prestación de un servicio público de primera necesidad como es la producción y distribución de agua potable, y la depuración de la misma.