PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Abril, el mes perfecto para hacer la Comunión

Boutiques, peluquerías, restaurantes y catering, entre otras empresas, se centran este mes en ofertar las mejores propuestas para que los más pequeños disfruten de su comunión

 

  • Lancelot Digital
  •  

    La comunión de un niño es un momento importante en su vida y sus progenitores desean que todo sea perfecto. Para conseguirlo, son muchas las empresas que se ocupan de cada uno de los detalles: la ropa, los complementos, la restauración, la peluquería, la animación y los regalos. La clave está en saber elegir de manera adecuada.

     

    Los meses de abril y mayo son tradicionalmente los más elegidos por las familias para celebrar la comunión de sus vástagos, una celebración que antes se podía solventar con una pequeña comida familiar, en ocasiones incluso en el propio domicilio, pero que en la actualidad se ha convertido en una celebración relevante y de coste elevado.

     

    Según el informe de la Federación de Usuarios Consumidores Independientes, FUCI, el coste medio de una comunión en España es de 2.412 euros. El precio depende de la comunidad en la que vivas, siendo las más caras para este tipo de celebraciones Madrid, Valencia, Barcelona o San Sebastián, donde una Primera Comunión puede rondar los 3000 euros. En cuanto a las más baratas, Sevilla, Oviedo, Ciudad Real, Cáceres o Tenerife se sitúan a la cabeza con un coste de alrededor de 2000 euros.  En cualquier caso, un gasto elevado para una familia de clase media. Pormenorizando los gastos, la FUCI estima que entre 1.200 y 1.800 euros de media se destinan para el banquete (suponiendo una media de treinta invitados); unos 225 para el traje si es de niña y 160 si es de niño; unos 600 euros para el fotógrafo; unos 150 euros en invitaciones y recordatorios; unos 200 euros en animación y otros 100 euros, en algunos casos, para una mesa de dulces. Por supuesto, el gasto final depende de las preferencias de cada familia y del dinero que realmente se puedan gastar.

     

    Guapos e impecables

     

    Una parte fundamental a la hora en encarar una comunión es el aspecto físico del comulgante y de la familia. En efecto, el paso por la peluquería es obligado en este tipo de celebraciones. Así lo confirmaba para la revista Lancelot en pasadas temporadas Eu González, propietaria de la peluquería Élite. “Sí, es cierto, en época de comuniones el volumen de asistencia a la peluquería se incrementa mucho”, señala. “La media habitual en una familia, por poner un ejemplo de tres personas entre el día de la comunión y el día de las fotos se sitúa en unos 220 euros, pero ese gasto se puede incrementar si la familia es más numerosa”.

     

    Lo habitual es que “las niñas se corten las puntas y se peinen, tanto el día del evento como el de las fotos, y las madres se arreglan el color, las mechas, se cortan y se peinan, muchas además  se arreglan manos y pies y se suelen maquillar”, explica Eu, apuntando que los niños y hombres se cortan el pelo y poco más. “Además de la familia directa, es muy frecuente que a la peluquería vengan las rías, las abuelas y otros invitados a la ceremonia y posterior celebración. Si tuviera que decir una media de familiares por núcleo familiar, la establecería en unas cuatro o cinco personas por familia”.

     

    Para estas ocasiones, en Elite Peluqueros se ha previsto una oferta especial. “Tenemos unos pack de comunión y de eventos pensados para esas ocasiones especiales”, cuenta. “También abrimos los domingos para que las niñas y los familiares no se queden sin el peinado que desean en un día tan especial como el de su comunión”.

     

    Comer como Reyes

     

    Uno de los aspectos más relevantes de una comunión es el gastronómico, ya que no hay comunión que no termine con un agasajo culinario a los invitados. En Lanzarote hay un nutrido número de restaurantes y catering a los que acudir para que todo salga perfecto. Los restaurantes de los Centros Turísticos son un ejemplo para organizar un evento perfecto, pero no el único. Entre ellos destacan el Restaurante La Cascada y la Sala Ocean, dos ofertas diferentes que se adaptan a las diferentes necesidades de cada cliente.

    En el último caso, la Sala Ocean resulta perfecta para este tipo de celebraciones. “La sala está totalmente equipada, dispone de todo el equipo técnico necesario para contratar un espectáculo, DJ o simplemente proyectar en los tres diferentes proyectores de los que dispone mos”, explicaban en su día sus responsables. “También cuenta con una amplia terraza con mobiliario Chill Out y con unas impresionantes vistas al mar en la que ofrecemos la posibilidad, para que el evento sea más divertido, de poner unas colchonetas o cualquier otro juego infantil que se desee en un gran espacio en la terraza”, cuentan.

     

    La misma empresa cuenta también con el afamado y reputado restaurante La Cascada, en el que se ofrecen menús a partir de treinta euros. “Cada cliente decide el menú que prefiera y contamos también con un proyector para uso y disfrute de los comensales”, señalan. “En ambos casos ofrecemos un servicio integral de tu evento para que tú no tengas que encargarte”.

     

     

    Diversión para los más pequeños

     

    Una opción que cada vez está más de moda es la de contar con una empresa de animación para dinamizar la fiesta entre los más pequeños y, al fin y al cabo, protagonistas del evento. Una de las empresas insulares que surte a estas empresas de animación y que organiza todo lo necesario para que nada falle es precisamente El Fiestón. Ana Belén Fernández Fontes, gerente de la empresa, señalaba en el momento de realizar este reportaje, el objetivo de la misma. “Somos una empresa pequeña de Lanzarote que se dedica a la organización de todo tipo de eventos y a la venta de artículos de fiesta en general, y nos avala una larga trayectoria, concretamente más de veinte años de experiencia en este sector”, explica. “Nosotros, y eso nos diferencia, ofrecemos una servicio integral y personalizado y nos adaptamos a las diferentes necesidades de cada uno de nuestros clientes”.

     

    En El Fiestón es posible comprar todo tipo de artículos decorativos y lúdicos. Desde centros de mesa a vajilla desechable, pasando por globos de helio, guirnaldas, banderines, farolillos, invitaciones, recordatorios, mesas dulces… “Para este tipo de eventos ofertamos además un pack ya preparado. El cliente sólo se tiene que ocupar de disfrutar del gran día porque nosotros nos encargamos de todo lo demás para conseguir que sea un día especial para el niño, una jornada inolvidable”, señalan. “Y lo conseguimos gracias al equipo de profesionales con el que contamos, con ganas de trabajar y con mucha ilusión puesta encada uno de nuestros proyectos”.

     

    Hay otras muchas pequeñas empresas de animación, conscientes de que el día de la Comunión es para ellos, para los más pequeños y hay que procurar que todo sea perfecto. Entre ellas, destaca una de reciente creación Chinijeando. Su gestora Verónica García explicaba que, en su caso, se adapta absolutamente a las necesidades del cliente. “Previamente hablamos de lo que quiere y organizamos un evento a su medida. Ahora en estos días tengo una comunión y el cliente sólo quiere que organicemos juegos, pero también está la opción de montar colchonetas, de realizar globoflexia, manualidades, maquillaje facial, animación… hay muchas posibilidades y los precios y el tiempo de duración se adaptan a las necesidades de cada cliente”.

     

    Lanzarote cuenta con una amplia oferta para que todo salga perfecto y es importante tenerlo en cuenta porque ellos, no lo olvidarán.

     

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario