PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Canarias, sede de la criptomoneda ‘Iron’

"Best money closer to the top." by Zach Copley (CC BY-SA 2.0)

 

Actualmente, Canarias ofrece a las empresas la presión fiscal más baja de Europa, al disponer de un tipo impositivo del 4% frente al 20% de media existente en promedio en el viejo continente. La Zona Especial Canaria, bajo el amparo de la Unión Europea, se ha convertido en el paraguas de muchas compañías de diferentes ámbitos que han decidido establecer su sede en las Islas Canarias. Es el caso de Robot Cache, que se dedica a los videojuegos y que usa como método de pago una criptomoneda de nombre ‘Iron’. 

 

Robot Cache vende y distribuye videojuegos en línea para computadoras con Steam o UPlay. Los creadores lanzan sus productos y el intermediario se lleva una buena parte del pastel. Los jugadores pueden revender sus compras y ahí es donde la plataforma hace su particular agosto. Los productos se adquieren con lo que se conoce como ‘Iron’ y que se basa en el ‘blockchain’, un sistema bastante novedoso de seguridad. El mundo online, en realidad, cuenta cada vez con más métodos de pago, ofreciendo a los empresarios y usuarios muchas vías económicas de entendimiento.

 

Las monedas virtuales se han unido a una larga lista de la que ya formaban parte otros métodos más conocidos en la actualidad como PayPal, tarjetas de crédito o débito, transferencias bancarias o contra reembolso y todos son ya una realidad a través de un móvil. Operaciones que se pueden aplicar a necesidades de distinta índole por parte del consumidor como el apostar en los juegos de tragaperras, o gestionar en unos simples pasos las próximas vacaciones. Y es que Canarias ha experimentado un importante auge en cuanto a las apuestas virtuales, de ahí que se haya elaborado un Proyecto de Decreto, para la planificación de los juegos y apuestas. 

 

Ahora y gracias a Robot Cache, habrá una nueva fuente de ingresos con las monedas virtuales, ya que deberán tributar en Canarias en base a la normativa de la ZEC. Desde su implantación en el año 2000, el archipiélago ha empezado a experimentar un pequeño boom, más visible desde las novedades impuestas en 2012, con capital extranjero de Estados Unidos y Asia. Son medidas, en definitiva, para reducir el amplio paro juvenil en las islas, que asciende al 50%, porque uno de los requisitos de la ZEC es que cada empresa genere como mínimo seis puestos de trabajo. 

 

Los datos apuntaban a que a mediados de 2017 más de 520 empresas se habían acogido ya al ZEC y la cifra sigue ascendiendo. Dentro de este modelo empresarial, hay espacio para compañías de sectores muy dispares. Muchas, eso sí, tienen su origen en la animación, porque ya hay hasta 10 productoras que se han instalado en Canarias para crear muchos nuevos puestos de trabajo estables. Se habla de unos 100, pero el objetivo a corto plazo es llegar a los 250 en 2019. Ánima Kitchent es una de ellas y ha producido íntegramente la segunda temporada de la serie ‘Cleo & Cuquin’ desde Canarias y de donde no tienen intención de moverse ante los beneficios fiscales que les reporta la ZEC.