PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

¿Cómo mantener y limpiar adecuadamente tu mampara de ducha?

 

  • Lancelot Digital
  •  

    Las mamparas de ducha son una parte esencial de la mayoría de los cuartos de baño modernos. Además de mantener una zona seca y libre de salpicaduras, son una adición estética que complementa la decoración de cualquier baño. 

     

    Pero, para conversar la apariencia y funcionalidad de la mampara de baño a largo plazo, es necesario realizar una limpieza y mantenimiento adecuados. Si no tienes idea de cómo empezar, no te preocupes porque te daremos nuestras mejores recomendaciones.

     

    Materiales necesarios para limpiar y mantener tu mampara de ducha

     

    Una vez que compres tu mampara en Mamparas Premium, debes tener a la mano los materiales necesarios para que limpies el vidrio efectivamente y sin problemas. Estos son:

     

      • Un limpiador suave, como vinagre blanco, jabón suave o un limpiador comercial recomendado por el fabricante de la mampara.

     

    • Una esponja suave o paño de microfibra.

     

      • Un cepillo de dientes para acceder a pequeñas áreas y para limpiar el riel o marco si tu mampara lo tiene.

     

    • Un spray de limpieza para vidrios, como el cristalino, para limpiar el vidrio de la mampara.

     

    • Un cepillo de limpieza con cerdas de nailon suaves.

     

    Pasos para la limpieza y mantenimiento adecuado de tu mampara de ducha

     

    A continuación, te presentamos los pasos para la limpieza y mantenimiento adecuado de tu mampara negra o cualquiera que tengas en casa:

     

    Paso 1: Limpieza regular

     

    La limpieza regular es esencial para mantener la apariencia de tu mampara de ducha. Se recomienda realizar una limpieza semanal o quincenal, para garantizar que siempre esté limpia y seca.

     

    • Utiliza un limpiador suave y un paño de microfibra humedecido para limpiar el vidrio de la mampara sin dejar marcas o rasguños. Comienza en la parte superior de la mampara y limpia hacia abajo con movimientos suaves y circulares.
    • Apóyate con un cepillo de dientes y un limpiador suave para limpiar los rieles o marcos de la mampara si tu mampara lo tiene.
    • Usa un limpiador para vidrios para eliminar cualquier rocío o residuo en las superficies de vidrio y para mejorar el brillo final.

     

    Paso 2: Limpieza profunda

     

    Aunque la limpieza regular es importante, a veces puede ser necesaria una limpieza más profunda para eliminar manchas o acumulación de depósitos minerales. A continuación, se detallan los pasos para realizarla:

     

    • Comienza limpiando el vidrio con un limpiador suave y una esponja suave o paño de microfibra. Limpia toda la superficie de la mampara y asegúrate de llegar a todas las áreas, incluyendo las esquinas y los bordes inferiores.
    • Si hay acumulación de depósitos minerales, como la cal, utiliza un limpiador específico para eliminarlo. Los limpiadores de vinagre blanco y bicarbonato de sodio también son eficaces para eliminar la acumulación de minerales.
    • Si la mampara de ducha tiene manchas, utiliza un limpiador con peróxido de hidrógeno y un cepillo de limpieza con cerdas suaves de nailon para frotar las manchas hasta que desaparezcan.
    • Si tu mampara de ducha tiene marcos, utilice un limpiador específico para plásticos y una esponja suave para limpiarlos. Evita utilizar limpiadores abrasivos porque pueden dañar el acabado del marco.

     

    Paso 3: Mantenimiento adicional

     

    • Utiliza una escobilla para limpiar el vidrio después de cada ducha para evitar la acumulación de agua o sedimentos.
    • Al finalizar la ducha, utiliza una toalla limpia o incluso una escobilla de goma para secar toda la mampara, evitando la acumulación de rocío o residuos de agua.
    • Si tu mampara de ducha tiene un tratamiento especial para repeler el agua, como el vidrio templado, asegúrate de seguir las instrucciones del fabricante para mantener el acabado.

    Consejos adicionales

     

    Finalmente, aquí están algunos consejos adicionales para el mantenimiento y limpieza adecuada de tu mampara de ducha:

      • Utiliza siempre limpiadores suaves, evitando los limpiadores ácidos o abrasivos que puedan dañar el vidrio y otros materiales de la mampara.

     

    • Asegúrate de enjuagar bien la mampara después de aplicar el limpiador para evitar la acumulación de residuos y manchas.

     

      • Mantén las áreas circundantes de la mampara de ducha limpias y secas para evitar la acumulación de moho u hongos.

     

    • No utilices productos de limpieza que contienen lejía, ya que pueden decolorar o manchar las superficies de la mampara.

     

    • Siempre sigue las instrucciones del fabricante para el mantenimiento y la limpieza adecuada de tu mampara de ducha.