PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El comercio electrónico afianza su hegemonía en la economía española

La crisis en la que nos hemos visto inmersos ha provocado que hayamos tenido que interiorizar una serie de cambios en nuestra rutina diaria como la normalización de la compra de productos básicos a través de internet

 

  • Lancelot Digital
  •  

    El comercio electrónico ha vivido una de las épocas de mayor crecimiento a consecuencia de la irrupción del coronavirus en España. Durante las primeras semanas del estado de alarma, la patronal de empresas de logística UNO cifra este crecimiento en un 12% con respecto al mismo periodo del año anterior. Una cifra que no tardó en aumentar hasta el 20% y que, una vez finalizado el confinamiento, se ha mantenido en un 50% con respecto a la actividad que aglutinaba durante los meses previos al periodo de confinamiento. Unos datos que demuestran el buen estado de forma del sector ecommerce

     

    Como sociedad, la crisis en la que nos hemos visto inmersos ha provocado que hayamos tenido que interiorizar una serie de cambios en nuestra rutina diaria. Entre ellos, destaca la normalización de la compra de productos básicos a través de internet. Una situación a la que nos tuvimos que acostumbrar durante los primeros días de confinamiento, como consecuencia del desabastecimiento que estaba presente en los diferentes supermercados del territorio. La mayoría de ellos desbordados por el incremento de la demanda. 

     

    Un crecimiento muy segmentado

     

    No obstante, conviene destacar que el fuerte incremento a nivel de facturación que hemos experimentado no se ha recorrido a la misma velocidad en todos los ámbitos. Sectores que hasta ahora habían marcado el ritmo de crecimiento del ámbito online, como es el del turismo y el del sector textil, observaron una fuerte caída en sus ingresos. Teniendo que explorar nuevas fórmulas con las que poder mantener su actividad a través de diferentes ofertas y promociones.

     

    No obstante, ha sido precisamente el sector de la alimentación y de los productos básicos uno de los escenarios que han experimentado un mayor retorno de sus procesos de digitalización. Conscientes de la notoriedad que han tenido para la población española durante estos meses. 

     

    Un aspecto que destaca en un país como en España, en el que la compra online de productos de alimentación no había terminado de irrumpir con la misma fuerza que presentaban otros sectores. Un comportamiento que se deriva de que, por herencia cultural, tenemos interiorizada la acción de ir al supermercado a comprobar el género antes de comprarlo. Pese a los esfuerzos llevados a cabo por la mayoría de los supermercados españoles a nivel de desarrollo de su estrategia digital, invirtiendo una creciente cantidad de recursos de manera constante. 

     

    La importancia de los comparadores online

     

    El consumidor online se caracteriza por la exigencia a la hora de determinar su decisión de compra. Como se puede comprobar en este artículo, cada vez son más los compradores que apuestan por los comparadores online antes de comprar cualquier tipo de producto. Esta web es un ejemplo de la diversidad de este sector, capaz de realizar una comparación acerca de todo tipo de productos, con independencia de su naturaleza. 

     

    Conscientes de que una de las principales ventajas que se desprenden de internet y del desarrollo de las nuevas tecnologías es la capacidad con la que cuentan este tipo de herramientas para poder reunir una gran cantidad de opiniones, los consumidores cuentan con un hábito cada vez más interiorizado de consultar las mismas en los momentos previos de comprar cualquier tipo de producto. Con independencia de su origen. Según datos de la plataforma informativa Adweek, más de un 80% de los usuarios que realizan una compra por internet compara los precios antes de decantarse por un producto. Siendo ésta una de las mejores fórmulas que permiten conseguir los mejores precios al usuario final.

     

    Un aspecto que también ha incidido en la manera en cómo las tiendas online ofrecen sus productos. Proporcionando una cada vez mayor visibilidad e importancia a las opiniones de los consumidores anteriores y las reviews de producto.

     

    Un canal cada vez más rentable

     

    Más allá de las ventajas que imprime de cara al usuario final, del canal online también se imprimen una serie de beneficios para las empresas. Que permiten ofrecer sus productos de una manera mucho más asequible a la que se experimenta a través del retail físico. Además de favorecer la escalabilidad de los negocios de una forma mucho más sencilla. 

     

    No obstante, uno de los principales retos a los que se tienen que enfrentar las empresas que quieren aumentar su protagonismo en la red es lo relacionado con su posicionamiento web. Encontrar la fórmula que permite diferenciarse de la competencia y aparecer en los primeros puestos de Google es fundamental para garantizar la rentabilidad del negocio, siendo éste uno de los principales focos sobre los que versa el marketing digital.


    Como se puede comprobar, el comercio electrónico ha interiorizado un importante ritmo de crecimiento durante los últimos años, que la crisis del coronavirus ha terminado por asentar. Encontrar la fórmula con la que incidir de una manera más efectiva en la decisión de compra del consumidor, fundamental para consolidar su expansión durante los próximos años. 

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario