PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La clave detrás del éxito empresarial del empresario canario Santiago Santana Cazorla

 

 

  • Lancelot Digital
  •  

     

    Santiago Santana Cazorla, fundador de la constructora canaria Grupo Santana Cazorla, es un empresario canario que ha logrado posicionarse como referente en el sector y hacerse un hueco en el mercado nacional e internacional gracias a la perseverancia y el compromiso con su actividad empresarial y sus empleados.

     

    Los primeros pasos de Santiago Santana Cazorla en el mundo empresarial

     

    Los comienzos profesionales de Santiago Santana no fueron fáciles. Comenzó a trabajar desde los diez años, y como reconoce en diferentes entrevistas que se le han realizado, "nadie me regaló nunca nada".

     

    En los primeros años de su andadura profesional, Santana Cazorla trabajó como chófer de camiones, y junto a su hermano logró introducirse en el sector de la obra pública y la distribución de materiales de construcción. Poco a poco fueron creciendo hasta obtener la oportunidad de trabajar con algunos terrenos mediante porcentaje de permuta.

     

    A pesar de la carencia de medios dentro de la comunidad canaria durante en esos años, el emprendedor canario logró avanzar gracias a las subvenciones de las Reservas de Inversiones Canarias y sus propios recursos obtenidos.

     

    En 1962 el turismo canario ganó un importante impulso con el nombramiento del ministro de Información y Turismo, don Manuel Fraga. Santiago Santana Cazorla logró aprovechar esta oportunidad especializándose en la urbanización y el desarrollo de proyectos de infraestructuras para el turismo, como el Aparthotel Lago Taurito o el Hotel Taurito Playa. De esta manera su empresa constructora se convirtió en una de las máximas precursoras de la revitalización de las Islas Canarias desde la década de los 70.

     

    El compromiso personal de Santiago Santana Cazorla a través del Grupo Santana

     

    Al preguntarle por su inspiración para emprender y hacer frente a las dificultades, Santiago Santana recuerda a su madre, a la que define como: “una mujer fuerte y con mucho sentido de la responsabilidad, que nunca dejó morir ninguna oportunidad.” El empresario canario considera que ella ha sido una verdadera guía a la hora de impulsar su empresa: “He seguido su espíritu y sus valores en mis negocios, y sé que lo importante en una empresa es el compromiso personal con la familia y los trabajadores, el cual ha de ser mutuo”.

     

    Con las operaciones de su conglomerado Grupo Santana y formando ya parte del mercado internacional, Santiago Santana Cazorla adquirió la empresa hotelera Aldiana, extendiéndose a mercados estratégicos en el sector turístico como Egipto, Chipre, Turquía, Portugal, Senegal, Austria y Alemania. Sin embargo, visitar estas partes del mundo hizo que el empresario tomara conciencia de las profundas carencias sufridas por España a nivel de servicio. “Me preocupaba la desmotivación de mis empleados y el poco compromiso de algunos de ellos así que me puse manos a la obra para tratar de remediarlo”, recuerda el empresario.

     

    Así, con un soporte empresarial establecido, los recursos adecuados y un espíritu emprendedor, Santiago Santana Cazorla diseñó un nuevo plan corporativo en el que adopta unos profundos principios de responsabilidad social corporativa y aportan beneficios a todos los involucrados en la estructura del grupo, teniendo en cuenta no sólo a los accionistas, si no también a proveedores, empleados y socios, algo que considera esencial para tener éxito.

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario