PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La Inteligencia artificial (IA) y el miedo a lo desconocido

A medida que nos acercamos al 2020, se proyecta que el mercado de IA alcanzará los $ 70 mil millones, según la GSMA

 

  • Lancelot Digital
  •  

     

    La Inteligencia Artificial (IA) es una de las tendencias tecnológicas más populares y desarrolladas en este 2019. A medida que nos acercamos al 2020, se proyecta que el mercado de IA alcanzará los $ 70 mil millones, según la GSMA.

     

    Muchas son las áreas en donde la inteligencia artificial está cambiando positivamente el panorama. Desde el área de entretenimiento, en donde destaca Betway apuestas en línea, hasta el uso de la IA en el área médica, en donde gracias a la inteligencia artificial, se desarrollan algoritmos muy precisos por medio del aprendizaje automático que pueden encontrar diagnósticos más exactos y detectar síntomas de enfermedades graves con mucha anterioridad.

     

    La innovación que la IA ofrece a la industria, las empresas y los consumidores está cambiando positivamente todos los procesos. La nueva década se mejorará con más automatización en todas partes y robótica impulsada por IA.

     

    Sin embargo, hay mucha exageración e histeria sobre el futuro de la Inteligencia Artificial y cómo los humanos necesitarán adaptarse y acostumbrarse a convivir con ella. De hecho, la IA es un tema que ha polarizado la opinión popular. Lo que es cierto, es que la IA se convertirá en el núcleo de todo lo que los humanos van a interactuar en los próximos años y más allá, incluyendo el área de entretenimiento en proyectos como Betway.

     

    Para tener una opinión clara sobre la IA y su impacto, es importante entender qué es y cuáles son los tipos de inteligencia artificial que existen.

     

    La Inteligencia General Artificial (AGI) o inteligencia artificial general o fuerte, es el tipo de IA que puede llevar a cabo cualquier función cognitiva de la forma en que lo hace un humano. La tecnología aún no está allí pero este trabajando duro en desarrollarla y existen interesantes proyectos de IA como el de Elon Musk que busca conectar o dotar el cerebro humano con inteligencia artificial.

     

    Hoy en día, las aplicaciones de IA estrecha, destinadas a desarrollar solo una tarea, como la IA de IBM Watson, Siri, Alexa, Bixby y otras son las que comparten el mundo con nosotros. La diferencia clave entre la AGI o inteligencia artificial amplia y la IA estrecha o débil, es el establecimiento de objetivos y la volición.

     

    En el futuro, la AGI tendrá la capacidad de reflexionar sobre sus propios objetivos y decidir si los ajusta o no, y hasta qué punto. Tenemos que admitir que, si se hace bien, este logro tecnológico extraordinario va a cambiar a la humanidad para siempre.

     

    Sin embargo, todavía queda un largo camino por recorrer para llegar a ese punto. A pesar de esto, muchos temen hoy que la Súper Inteligencia Artificial (ASI) algún día vaya más allá de la cognición humana. Y aunque es muy probable que esto suceda en el futuro, no sucederá pronto.

     

    Sobre la inteligencia aumentada

     

    En una sesión magistral sobre el tema sobre confianza digital llevada a cabo en Barcelona, ​​la Dra. Vivian Chan, fundadora y directora ejecutiva de Sparrho, una compañía que utiliza inteligencia aumentada, una combinación de inteligencia humana y artificial, para democratizar el conocimiento científico, explicó, cómo el mundo hiperconectado crea cada vez más desconfianza y miedo a las nuevas tecnologías y políticas. Sin embargo, existe una fuerte evidencia que muestra poco apoyo para el nivel de ansiedad existente.

     

    Sparrho, fundada en el 2013, tiene su sede en Londres, Inglaterra. La compañía combina el aprendizaje automático y la curaduría experta para ayudar a los usuarios de más de 150 países a estar al tanto de la investigación científica. La base de datos de Sparrho está compuesta por más de 60 millones de documentos de investigación únicos y patentes de todos los campos de la ciencia. La misión de la compañía es democratizar el conocimiento científico, haciéndolo más accesible, buscable y compartible.

     

    Hablando en el congreso, Vivian Chan compartió sus observaciones de un mundo que se enfrenta a una división masiva de clases en términos de desigualdad de confianza. Ella dijo que hay dos grupos emergentes y visibles: por un lado, está el público informado; En este grupo, la confianza hacia las tecnologías nuevas y emergentes ha ido aumentando con el tiempo. Por otro lado, está la población en masa; un grupo donde la confianza continúa estancada.

     

    Por supuesto, las redes sociales también juegan un papel aquí. Vivian Chan dijo que no se trata solo de consumo, sino de amplificación, con personas que comparten noticias más que nunca y discuten temas relevantes para ellos. La confianza solía ser de arriba hacia abajo, pero ahora se establece horizontalmente de igual a igual.

     

    ¿La IA beneficiará o destruirá a la sociedad?

     

    La IA solo puede convertirse en lo que los humanos quieren que se convierta. Los humanos tienen la tarea de codificar sus creaciones de IA. Si la población masiva está cada vez más ansiosa por la IA, esto se debe al miedo a lo desconocido. Quizás también se deba a que hay muy poca información disponible sobre los beneficios que ofrece la IA para equilibrar con aquellos que creen que la IA destruirá la sociedad.
    Por ahora, la IA solo viene aportando grandes beneficios y su abarque a mediano plazo, puede solo beneficiar y optimizar muchas áreas del quehacer humano.

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario