PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La nueva revolución de los juegos de mesa en Internet

 Se constata el auge de consumo de entrenamiento tradicional mediante el uso de las tecnologías

 

El país experimenta un auge de consumo de entrenamiento tradicional mediante el uso de las tecnologías. Ambas vertientes no son incompatibles, sino todo lo contrario, se han unido para crear un servicio mucho más potente. Los juegos de mesa tradicionales que todos conocemos estaban a punto de pasar a la historia a causa del surgimiento de los nuevos juegos digitales, pero este año la sociedad lo tiene claro: quiere seguir jugando a los juegos clásicos, pero ya no están dispuestos a hacerlo de la manera de siempre, es el momento de adaptarse a las tecnologías sin perder la esencia de siempre.

 

Los juegos de mesa han sido siempre el pasatiempo tradicional por excelencia. Han estado presente en todos los hogares españoles con el fin de amenizar los ratos que las familias y grupos de amigos comparten para divertirse juntos. Hace más de 15 años con la llegada masiva del ocio digital, los juegos de tablero experimentaron un retroceso importante, pues la sociedad los abandonó sustituyendolos por los tecnológicos, mucho más novedosos y atractivos sobre todo para la gente joven.

No obstante, hace unos cuantos años el entretenimiento ha vuelto a sorprendernos transformándose en un medio sofisticado adaptándose a las nuevas expectativas de los tiempos modernos que corren movidos por la tecnología y la era digital. Hemos hablado con los expertos en www.juegosdemesayrol.com, y ellos lo tienen claro: los juegos de mesa están en la red y más variados que nunca.



La adaptación de los juegos de mesa



Los juegos de mesa están experimentando cambios desde que aparecieron las tecnologías en el mundo moderno globalizado. Cada vez más personas han ido abandonando este tipo de juegos tradicionales que se consumían en familia o con un grupo de amigos, para así aislarse en el entretenimiento digital que las nuevas tecnologías nos brindan. Aunque no se puede discutir el alto grado de entretenimiento de estos nuevos juegos digitales, la esencia del tradicionalismo se ha basado en la simpleza para crear estrategias siempre acompañadas de compañerismo y respeto. La diversión era el valor más importante de la partida. El que gana triunfa, pero lejos de ganar ambiciosamente, era una manera de unir a un grupo de personas para disfrutar de unas horas de entretenimiento conjunto en contacto directo.



Con el tiempo los juegos de mesa tradicionales se han ido olvidando, pero el mercado empresarial ha actuado a tiempo sacándoles a flote al más puro estilo digital. A veces para que algo no sea olvidado hay que adaptarlo a los nuevos tiempos, o al menos eso es lo que ha pasado con los juegos de mesa. La era tecnológica no estaba dispuesta a perder estos juegos clásicos y mucho menos a olvidarlos.



Aumento de consumo de los juegos de mesa

 

Como hemos hecho referencia anteriormente, los juegos de mesa experimentaron un retroceso hace alrededor de 15 años con el comienzo de la revolución digital en el entretenimiento juvenil. Pero ahora estamos experimentando otra fase en la que las personas han vuelto a utilizar los juegos de mesa, ¿será acaso porque las tecnologías les han recordado que siguen existiendo?

 

En España los juegos de mesa facturan 90 millones de euros por si mismos, ascendiendo a los 2.200 millones en toda Europa. No sabemos exactamente a que se ha debido este auge de ventas de los juegos tradicionales, pero lo que si que sabemos es que desde que han formado parte de la era digital, las ventas físicas de los juegos han aumentado. El mercado crece constantemente en las mesas de casas y establecimientos determinados donde se reúnen familias y amigos para entretenerse jugando a estos juegos de mesa tradicionales.

 

Los expertos apuntan que los juegos de mesa se han tenido que adaptar a otra realidad diferente a la de hace 10 años. Con la era tecnológica, la visión de los juegos de mesa ha cambiado volviéndose más dinámica, y en ocasiones, con una duración menor que en el pasado. Actualmente suelen durar una hora o una hora y media, con reglas marcadas y claras, así como con un toque personal, pues cuanto más original sea el juego más atractivo resultará a los consumidores.

 

Los juegos de mesa han cobrado una triple perspectiva, pues ahora están en las casas, en los locales o comercios especializados, y también en la red. Sin duda la triplicación de los medios en los que se proporciona ha fomentado el crecimiento del consumo de este entretenimiento. También los fines y las expectativas se han diversificado. Hace 10 o 15 años los juegos de mesa se centraban en el puro entretenimiento y diversión de un grupo de personas, actualmente son una manera de ganar dinero fácilmente si se conocen estrategias que potencian el grado de éxito de una partida. De modo que, aunque la era digital ha transformado la esencia de los juegos de mesa, ha permitido también que aumente su consumo en un momento en el que estaban en total decadencia