PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La Palma, en el corazón de la Isla Bonita

Agosto puede ser un buen más para conocer todas las maravillas que encierra esta isla canaria

 

  • Lancelot Digital
  •  

     

    Nada mejor que los meses de verano para conocer mejor el resto de las Islas Canarias, muchas veces por falta de tiempo, no suficientemente bien conocidas. Para el mes de agosto, Viajes Timanfaya les propone acercarse a su agencia y consultar los precios para conocer La Palma, la Isla Bonita, un lugar que, a buen seguro, marcará sus recuerdos.

     

     

    La Palma se encuentra en el extremo más noroccidental de las Islas Canarias y pertenece a la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Tiene una superficie de unos 708 kilómetros cuadrados y una población que supera los 85.000 habitantes. Dividida en 14 municipios, cuenta con una amplia diversidad paisajística y climática.

     

    La capital isleña, Santa Cruz de La Palma, se encuentra en el este de la isla y cuenta con el puerto comercial de ésta. Se trata de una pequeña pero entrañable ciudad que ha sido declarada en su totalidad como Bien de Interés Cultural con la categoría de Conjunto Histórico-Artístico. Su arteria principal, la Calle Real (Calles O’Daly y A.Pérez de Brito) junto con la Avenida Marítima, la calle Virgen de la Luz y la calle San Sebastián, son exposiciones vivas y abiertas de dichos elementos valiosos. El conjunto compuesto por el Ayuntamiento, la plaza de España, la fuente y la iglesia del Salvador; la placeta del Borrero; la plaza de la Alameda con el Barco de la Virgen; la plaza de San Francisco con el museo Insular; el Castillo de Santa Catalina; los balcones; el Teatro Circo de Marte… lugares que no se pueden dejar de visitar.

     

    Barlovento. Este municipio norteño destaca por su paisaje verde, por su escarpada costa, por su entorno rural, su belleza natural y la tranquilidad que ofrece. Destacan las Piscinas naturales de La Fajana que se encuentran en la costa de Barlovento. Cada 3 años, en sus confines, Moros y Cristianos se enfrentan, protagonizando una de las fiestas más multitudinarias  y populares de la isla.

     

    Villa de Mazo. Este municipio, situado en el este de la isla, acoge su aeropuerto. Ofrece a propios y visitantes un legado cultural, artesanal, gastronómico, arqueológico y natural muy atractivo. En la costa, playas de arena negra y calas. Cerámica aborigen, Hoy en día, varios artesanos siguen aplicando las técnicas sin torno que usaron los aborígenes para elaborar los gánigos (vasijas). En la actualidad, la reproducción de piezas aborígenes convive con la elaboración de la cerámica popular, en la que se elaboran piezas que siguen usándose en las cocinas de la isla: tostadores, cazuelas, asadores de castañas, lebrillos, braseros y bernegales (tinajas para almacenar agua potable). Esta técnica tradicional lleva practicándose desde hace unos cinco siglos en el ámbito rural y ha sobrevivido prácticamente sin cambios hasta la actualidad.

     

    Garafía. El municipio más norteño de la isla, cuenta en sus límites con el Observatorio Astrofísico del Roque de los Muchachos. Dotada de un paisaje rural, impresionante, hermoso y, al mismo tiempo, relajante, cuenta también con buenos senderos y es un gran ejemplo del turismo rural. Destacan Los dragos de Buracas se encuentran en ell barrio garafiano de Las Tricias. A ellos se puede acceder a pie, a través del sendero GR 130. Se trata de una zona de gran belleza, así como de notable importancia arqueológica y natural. Es una zona bien conservada, que al mismo tiempo ofrece una buena muestra de la arquitectura rural de la isla. Por supuesto, hay que visitar el Observatorio del Roque de Los Muchachos, a 2.420 m. de altura, es uno de los complejos de telescopios más completos del mundo. Gracias a sus cielos oscuros y despejados durante casi todo el año, La Palma se ha convertido en uno de los enclaves más privilegiados del planeta para la observación astronómica. El Observatorio se encuentra abierto a los visitantes, en función de la climatología.

     

     

    Tijarafe. Vigilante sobre Tazacorte, se yergue este municipio, con una amplia diversidad paisajística, cuna de una de las fiestas más tradicionales de la isla (El Diablo) y de un importante patrimonio arquitectónico al mismo tiempo que de una costa tan acantilada como hermosa.

     

    Villa y puerto de Tazacorte. Considerado como el municipio palmero con más horas de luz y de sol, está situado en el oeste. Históricamente muy importante, dado que por él empezó la conquista de la isla, cuenta con playas (especial mención de la del Puerto, galardonada con la Bandera Azul), paisaje de plataneras, patrimonio, puestas de sol que te dejan sin aliento. El Puerto de Tazacorte, en la costa occidental de La Palma, es la base insular para las excursiones marítimas. A las numerosas cuevas y veriles que se encuentran en el litoral de la isla se unen las oportunidades de avistamiento de cetáceos, que hacen las delicias de quienes se aventuren a disfrutar de un inolvidable día de mar.

     

    San Andrés y Sauces. Vegetación exuberante, espectaculares nacientes de agua, cultivos de ñame, patrimonio, piscinas naturales, senderos…

     

    San Andrés y Sauces, en el norte, alberga en su interior el Bosque de los Tilos, primera Reserva de la Biosfera en la isla y gran exponente de la laurisilva. El visitante no debe perderse el Bosque de Los Tilos Los Tilos alberga uno de los bosques de laurisilva más importantes del archipiélago canario. Se trata de un ecosistema heredado de la época terciaria y declarado Zona Núcleo de la Reserva Mundial de la Biosfera La Palma. Localizado en el municipio de San Andrés y Sauces, conserva un patrimonio natural de excepcional valor. Atendiendo a la flora, destacamos la presencia de tiles, viñátigos, palos blancos, laureles, acebiños, barbuzanos, madroños, peralillos, fayas, brezos y extraordinarios helechos gigantes. Y entre la fauna merecen una especial mención las palomas turqué y rabiche, así como los innumerables invertebrados. Hay un Centro de Interpretación con una exposición permanente que explica los valores naturales del entorno. La zona es ideal para darse un paseo y ofrece buenas opciones de senderismo. La ruta más larga llega hasta los Nacientes de Marcos y Cordero, a través del sendero homologado PR LP 6. Y las versiones más cortas, hasta el Mirador del Espigón Atravesado (también por el PR LP 6) o hasta el Mirador de las Barandas (PR LP 7).

    También hay que conocer las piscinas del charco azul. Piscinas naturales en la costa de San Andrés. La zona cuenta con aparcamiento, kiosco y baños.

     

    Puntagorda. El municipio del almendro en flor por excelencia. Ofrece hermosos y escarpados barrancos, así como impresionantes vistas y un paisaje muy relajante, a la vez que diversificado, salpicado de hermosos ejemplos de la arquitectura tradicional rural.

     

    Los Llanos de Aridane. Situado en el oeste de la isla, este municipio ofrece uno de los principales núcleos turísticos de la isla, Puerto Naos. Tiene el orgullo de contar con dos de las playas de la isla, galardonadas con la bandera azul, la de Puerto Naos y la del Charco Verde. Es, además, una de las puertas de entrada del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente. Destaca su centro histórico con buenas muestras de la arquitectura civil y religiosa palmera.

     

    Fuencaliente. El municipio más meridional de la isla de La Palma destaca por su naturaleza volcánica. Una Reserva Marina, vinos, senderos, playas y calas de arena negra, salinas, pinares te ofrecen una gran cantidad de experiencias inolvidables.

     

    El Paso. Situado en el mismo centro de la isla, El Paso tiene el privilegio de albergar el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente. Municipio-cuna de la seda, densos pinares, interesantes rutas de senderismo, espectaculares vistas, legado arqueológico…son algunos de los elementos que lo configuran. Entrar al parque nacional, admirando los paredones, sus pinares mientras descendemos a su interior. es Breña Baja. La Muy Noble y Honorable Villa de Breña Baja, en el este, cuenta en sus costas con uno de los principales núcleos turísticos de la isla: la playa de Los Cancajos, galardonada con la bandera azul y una de las mejores zonas para buceo en la isla.