PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Las sillas infantiles para coches cambian de manera definitiva a partir de 2024

 

  • Lancelot Digital
  •  

    La combinación de seguridad infantil y automoción es la que lleva años haciendo que las sillas infantiles y sistemas de retención infantil, o SRI, sean obligatorios por ley en los vehículos donde vayan niños. Las leyes al respecto han ido evolucionando con el paso de los años, introduciendo nuevos tipos de sillas válidas o diferentes factores a tener en cuenta para usarlas o no. Ahora, se avecina uno de los cambies más grandes que ha habido en este terreno en los últimos años.

     

    Y es que, a partir de septiembre de 2024, solo se podrán obtener SRI que estén homologados por la normativa ECE R129. Probablemente su nombre no te suene de nada, pero, si has buscado sillas de coche para niños, seguramente sí te sea familiar por el nombre de i-Size. En efecto, esta normativa entra en vigor dentro de 2 años para cambiar todo lo establecido hasta ahora por la norma europea ECE R44/04 e instaurará la obligación de adquirir SRI i-Size para todo vehículo donde vayan infantes.

     

    Cuándo y cómo cambia la normativa sobre sillas infantiles para coches

     

    Lo mejor es cambiar cuanto antes. Testimonios de portales como Sillas Contramarcha 10, especializados en este terreno, dejan claro que la mejor opción es dejar atrás cuanto antes los modelos homologados de sillas bajo la normativa R44-04 para evitar problemas. Si bien es cierto que todavía quedan varios pasos y fases por llegar, cuanto antes se adopte el nuevo estándar mejor será de cara al futuro, ya que también se prevé que la demanda se dispare, y eso podría traer problemas a la hora de buscar las sillitas adecuadas.

     

    Hasta ahora, las normativas ECE R44/04 y ECE R129 convivían sin problemas. La primera se centraba solamente en el peso del niño como baremo para decidir el modelo de la sillita y su uso o no. Sin embargo, la segunda, o i-Size, se centra en la estatura y, además, suele apostar mucho más por los nuevos sistemas de agarre, sujeción y ergonomía, dado que garantizan una postura más sana y segura.

     

    Aunque hay una fecha clara en 2024, antes se dará otro paso también importante. A partir del 1 de septiembre de 2023, tampoco se podrán importar sillas homologadas con la normativa R44 debido a que se asentarán también en todo el marco europeo. Aun así, para evitar cualquier problema y resolver dudas, la AESVi (Alianza Española para la Seguridad Vial Infantil) promete asesorar y ayudar a todos los usuarios que no tengan del todo claro como dar el paso.

     

    Tampoco será algo especialmente problemático porque, a pesar del cambio de normativa, quienes ya tuvieran RSI homologados según la R44 podrán seguir usándolos sin complicaciones. La ley no permitirá comprar más, pero sí dejará seguir empleando los ya existentes para no obligar a la población a gastar más y para que la transición sea lo más suave y sencilla posible.

     

    Principales diferencias de la nueva normativa ECE R129

     

    Hay varios puntos clave que marcan las diferencias más claras entre la vieja normativa y la R129 que se instaurará en 2024. El primero y más importante es que el SRI en sentido contrario a la marcha del vehículo se convierte en obligatorio hasta los 15 meses de edad, a diferencia de lo que pasaba hasta ahora, que se daba opción a colocar el asiento de seguridad en el mismo sentido que la marcha del vehículo.

     

    Además de eso, la normativa i-Size clasifica las sillas de una forma completamente distinta. En lugar de hacerlo por el peso del niño, lo hace por su talla, teniendo en cuenta su estatura. Por otra parte, se diseñan pensando también en los impactos laterales, para los que pasan por test muy específicos con los que cumplir con la máxima protección en esos casos. Van mucho más allá que lo que dictaba la normativa previa a la que se impondrá.

     

    Luego hay que tener en cuenta que abarca una mayor variedad de modelos compatibles con automóviles, lo que facilita mucho las cosas para los consumidores. Aunque se tenga que cambiar el mercado, al final es una transición muy suave y que no hace más que aportar facilidades y seguridad. Sobre todo esto último, ya que los SRI i-Size utilizan nuevo criterios de medición y nuevos dummies para las pruebas que deben superar antes de ponerse a la venta.

     

    Sea como fuere, es un cambio que está a la vuelta de la esquina y que llegará de forma escalonada, como ya hemos visto. Si te estás planteando comprar una silla infantil para tu coche, lo mejor es que empieces a mirar ya modelos que encajen con la nueva normativa. No es una cuestión solo de adaptarse, es también cuestión de instalar un sistema que es mucho más seguro, robusto y fiable. A fin de cuentas, es el que se va a estandarizar precisamente por eso.