PUBLICIDAD
Spar
PUBLICIDAD
Quédate en casa
PUBLICIDAD
Spar
PUBLICIDAD
Quédate en casa

Las ventajas de celebrar tu boda en un hotel

Necesitas prestar una especial atención a todos los detalles y no dejar ningún cabo suelto

 

  • Lancelot Digital
  •  

    Tu boda es uno de los acontecimientos que vas a recordar toda la vida. Un evento único y singular en el que te propones dar un paso decisivo. Es por ello que necesitas prestar una especial atención a todos los detalles y no dejar ningún cabo suelto. Además de lo que supone ya de por sí una boda, esta tiene que quedar en el recuerdo como el día más bonito de tu vida

     

    Buscar un escenario perfecto y con todas las comodidades para los novios y los invitados siempre es sinónimo de éxito. Una Boda en hotel Las Arenas es una de las mejores opciones que te puedes plantear. El lugar es perfecto para realizar unas magníficas fotos, tener un banquete único y una fiesta posterior que recuerde todo el mundo. 

     

    Celebrar la boda en el hotel

     

    Porque, en realidad, celebrar tu boda en un hotel supone una serie de ventajas más que interesantes con las que debes contar. 

     

    La comodidad de tenerlo todo a mano

     

    La ventaja principal de celebrar tu boda en un hotel es que, en realidad, lo tienes todo a mano. El hotel se convierte en el espacio en el que tanto los novios como los amigos y familiares pueden alojarse, sobre todo aquellos que vengan desde otros lugares y tengan que desplazarse. 

     

    Además, el hotel sirve también como el escenario donde arreglarse antes de la ceremonia. Los novios y los invitados no tienen que ir de un lado a otro con la peluquería y el maquillaje. Además, al celebrarse el banquete en el mismo lugar en el que nos alojamos, podemos cambiarnos y ponernos más cómodos para la fiesta o irnos a descansar cuando queramos sin necesidad de desplazarnos. 

     

    El alojamiento para los invitados

     

    Si en tu boda muchos de los invitados vienen de fuera, celebrar el evento en un hotel es sin duda la mejor opción. Así podrán alojarse en el mismo lugar de la celebración para estar mucho más cómodos. Lo mismo sucede con aquellos que tengan que desplazarse unos kilómetros, ya que nos podemos ahorrar tener que poner un autobús para los desplazamientos. Así si toman unas copas, no tendrán que coger el coche de vuelta. 

     

    En muchas ocasiones, hay hoteles que ofrecen ofertas de alojamiento para los invitados si el evento se realiza en sus instalaciones. 

     

    La planificación y organización

     

    La organización del evento corre a cargo del equipo del hotel. La decoración del salón, los adornos florales y la iluminación, la fiesta final. Celebrar una boda en un hotel es despreocuparse de casi toda la planificación y organización de la misma. Una comodidad que es muy de agradecer para poder dedicarle más tiempo a otras tareas. 

     

    Prácticamente todos los hoteles cuentan con un equipo profesional que se encarga específicamente de preparar una boda. La experiencia que tienen es un plus de confianza para saber que tu boda está en buenas manos. Además, su equipo de cocineros está más que acostumbrado a organizar cenas o almuerzos para un buen número de personas. 

     

    Dentro de la planificación y organización, hay que contar también con el hecho de que muchos hoteles tienen servicio de parking. La comodidad de dejar tu coche en el interior del hotel es todo un aliciente. 

     

    Banquete de exterior o de interior

     

    Un hotel nos ofrece la posibilidad de celebrar el banquete tanto en el interior como en patio o jardín exterior. Una de las grandes preocupaciones de los novios para el día de su boda es la climatología. Si llueve o hace un tiempo excelente, un hotel está perfectamente preparado para adaptarse a cualquier circunstancia. 

     

    Sea cual sea la situación que te encuentres ese día, nada hará que tu boda luzca menos. La calidad de la celebración será máxima y la fiesta podrá alargarse todo el tiempo que se desee. 

     

    Ahorro económico

     

    Celebrar tu boda en un hotel puede suponer un importante ahorro económico. Muchos hoteles disponen de paquetes especiales para bodas en los que hacen precios para grupos a partir de cierto número de huéspedes. Además, es muy probable que como regalo para los novios estos puedan disponer de la suite nupcial. 

     

    El ahorro económico no solo es para los novios, sino también para los invitados que vengan de fuera. El alojamiento resultará más barato y ya no tendrán que buscar un hotel cercano para quedarse. 

     

    En definitiva, celebrar tu boda en un hotel supone muchas más ventajas de las que en un principio pudieras imaginar. Lo más interesante es que lo tienes todo a mano y, en cualquier momento, puedes subir a la habitación para estar más cómodo o simplemente descansar un poco. 

     

    Una magnífica opción si tienes muchos invitados que vienen de fuera o necesitas de un equipo profesional que se encargue de todos los detalles. Si haces cálculos, es muy probable que celebrar la boda en un hotel sea la alternativa más económica. 

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario