PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

¿Libros de papel o libros electrónicos? Elige según tu conveniencia

Aunque el papel tiene sus seguidores incondicionales, los libros digitales tienen enormes ventajas y resultan muy cómodos

 

  • Lancelot Digital
  •  

    Las nuevas tecnologías y el auge de las pantallas han revolucionado también el mundo de los libros.  La aparición de los libros electrónicos es una gran oportunidad para algunos lectores más modernos, mientras que algunos otros más tradicionales siguen apegados a la modalidad de libros de papel. Estos apelan al romanticismo del aroma de los libros, sus hojas, el aspecto que toma con el paso del tiempo, y son un poco más reticentes a leer desde una pantalla. 

     

    Sin embargo, hay quienes se adaptan cada vez más a la nueva modalidad de libros electrónicos, o ya han comenzado a alternarse entre uno y otro. Lo cierto es que los libros digitales tienen enormes ventajas, y son un poco más cómodos para las dinámicas que se ofrecen en el mundo actual. 

     

    En principio, está claro que la portabilidad es una de los enormes beneficios que trae el libro digital. En tan solo un dispositivo es posible almacenar cientos de títulos, y trasladarlo de un lugar a otro es realmente cómodo. Ya no es necesario cargar con pesadas mochilas o cajas, sino que todas las obras estarán disponibles en tan solo un click. En este sentido, los libros ya no ocupan lugar en la casa y ya no es necesario contar con inmensas bibliotecas lo cual es una gran ventaja, sobre todo para quienes viven en casas o departamentos pequeños. 

     

    Suele decirse también, que los libros electrónicos pueden ser más económicos. Esto puede deberse a que no tienen incluidos los costos de impresión o los costos de traslado, que es lo que encarece más a los libros de papel. Igualmente, esto también puede variar según los títulos y no tanto por su formato. Existen títulos y obras cuyos costos dependen de otras variantes. 

     

    Por otro lado, sumando beneficios a los libros electrónicos, se pueden sincronizar distintos dispositivos y leerlos en cualquiera de ellos según se desee. Por ejemplo, se pueden comenzar a leer desde un teléfono móvil, y luego en el e-book según sea más cómodo en cada momento del día. En este punto, también es bueno resaltar que a través de los dispositivos se pueden  buscar y descargar obras literarias en sitios como Alibrate, y al mismo tiempo crear una comunidad de lectores y realizar bibliotecas electrónicas personalizadas.

     

    En general, los libros electrónicos permiten realizar búsquedas de palabras o títulos, e incluso tienen herramientas de resaltados o agregado de comentarios. Sin dudas es de gran ayuda para aquellos que tienen lecturas académicas y necesitan marcar algunos conceptos claves. Al mismo tiempo, suelen ofrecer la posibilidad de agrandar la letra según las necesidades de cada lector. 

     

    Por último, otro beneficio realmente importante, es la posibilidad de acceder a cualquier obra en cualquier momento del día. Con tan solo hacer un click, el acceso a los libros es inmediato y ya no es necesario trasladarse hacia una librería y revisar si se encuentra aquel ejemplar. 

     

    Si bien estas son las mejores ventajas de los libros electrónicos, no por ello debemos dejar de lado a los libros de papel. Sin dudas también tienen sus propias ventajas y es cierto que la experiencia del libro papel es única. Además, estos no requieren recargarse de batería y están siempre allí disponibles cuando queramos leerlos.

     

    Finalmente, podemos decir que la elección entre un tipo de libro y otro puede variar según las circunstancias. Sin embargo, ambos son opciones más que válidas, ya que lo más importante satisfacer y disfrutar la aventura de leer.  

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario