PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los mejores suelos laminados para tu hogar

 

Al comprar una casa, o después de estar un tiempo viviendo en una, es normal realizar algunas reformas. Una de las más comunes es la del suelo.

Son muchas las opciones que tendrás para escoger el suelo que mejor se adapte a tus necesidades y presupuesto. Por esta razón, te recomendamos que te informes bien al respecto para lograr una inversión que valga realmente la pena.

Hoy, queremos ayudarte con esta tarea, ofreciéndote una guía completa sobre el suelo laminado, el suelo que está de moda.

¿Qué es un suelo laminado?

 

El suelo laminado se compone de unos tablones especiales, generalmente hechos de MDF (fibra de densidad media) a los que se le añade un plástico impreso con diseños variados según el modelo.

Este sistema de trabajo permite recrear, a un coste bastante bajo, las láminas propias de la madera. Además son de fácil instalación y tiene múltiples ventajas que veremos a continuación.

 

Ventajas del suelo laminado

 

Cada zona de la casa requiere unas consideraciones mínimas para la instalación de su suelo. Por ejemplo, es mejor que el de la cocina soporte altas temperaturas, o el de los baños sea adecuado para ciertos niveles de humedad. Instalando esta clase de suelos laminados no tendrás que preocuparte de nada de esto, ya que son muy resistentes, pueden tener muchos acabados y mantienen una buena relación calidad-precio.

 

Además, la instalación es bastante sencilla, por lo que no tendrás que gastar mucho dinero en instalaciones profesionales, ya que podrías hacer la instalación tú mismo. Para ello, solo necesitarás contar con las herramientas adecuadas y disponer del tiempo suficiente. También necesitarás tener mucha paciencia para hacerlo todo con calma y mucho cuidado.

 

Lo primero que necesitas hacer es poner en la base del suelo una capa aislante, sobre la cual fijaremos el laminado. También, tendrás que medir con total precisión la superficie del suelo, ya que la disposición de los tablones será como un rompecabezas, es decir, una debe encajar con la otra y todas en conjunto. No necesitarás ningún pegamento, ya que este suelo está diseñado para encajar con solo hacerle un poco de presión.

 

Según sean las dimensiones del ambiente, tendrás la oportunidad de volver a utilizar el área, de forma habitual, en menos tiempo del que crees, tal vez en un día o dos. Por lo que si lo que te hace replantearte la obra es la preocupación de no contar con tus espacios en un largo período de tiempo, esta situación queda descartada. Asimismo, el suelo laminado es altamente resistente por lo que no tendrás que preocuparte por marcas de golpes. Y, si se derraman líquidos sobre el suelo, la capa plástica protectora evitará que entren en contacto con la madera.

 

Consideraciones generales para la instalación de los suelos laminados

 

La idea es que la instalación que realices de suelo laminado perdure por mucho tiempo. Para ello, hace falta considerar ciertas características mínimas. Entre ellas podemos enumerar:

 

  • El ambiente: este tipo de material acepta un amplio abanico de posibilidades en cuanto a humedad y temperatura. Gracias a esto, es mejor que el ambiente no tenga una humedad inferior a 30% ni superior a 75%. En cuanto a la temperatura, que no baje de los 18°C y no exceda los 35°C.

  • Despejar las áreas: evidentemente, si vamos a instalar el suelo en el salón, necesitaremos quitar todos los muebles, rodapiés, adornos y macetas, entre otros. Incluso es recomendable que quites las puertas mientras se ejecuta el trabajo.

  • Pulcritud y nivelación en el subsuelo: es necesario que la base sobre la que se va a colocar el laminado esté perfectamente lisa y nivelada. Cualquier desperfecto podría generar complicaciones en el uso como desperfectos, arañazos y abolladuras, entre otros.

  • Preparar las láminas: aunque parezca un poco exagerado, necesitarás preparar las láminas para que se adapten a la humedad del lugar de la instalación. Bastará con dejarlas reposar de forma horizontal, al menos 48 horas, en el lugar de la instalación.

¿Dónde conseguir los mejores suelos laminados?

 

Si te decides por un suelo de este tipo y deseas contar con el apoyo de profesionales, te recomendamos visitar a Jumisa Revestimientos. Tienen una gran cantidad de suelos laminados, de distintos colores, modelos y acabados. Entre todos los modelos que ofrecen se encuentran:

  • Suelos laminados AC4.

  • Suelos laminados AC5.

  • Suelos laminados AC6.

  • Suelos laminados gran formato.

  • Suelos laminados en espiga.

  • Suelos laminados Alsafloor.

  • Suelos laminados Tarkett.

  • Suelos laminados Quick Step.

 

Y, por si esto no fuera suficiente, también disponen de otros tipos de suelos, con los que harás de tu hogar un palacio real. Podrás elegir entre sus variedades de suelos vinílicos, de madera, moquetas, alfombras y felpudos y césped artificial, entre otros.

La casa de tus sueños

 

Tener la casa de tus sueños no es tarea fácil, pero mejor es empezar a construirla ahora que nunca. El suelo es fundamental pues aporta seguridad, comodidad y elegancia. Considera las características de tu casa y decídete por el que más se ajuste a sus dimensiones ¡y dale un cambio de look!