PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Qué es el lean manufacturing y por qué hacer un curso sobre este sistema

 

  • Lancelot Digital
  •  

    El lean manufacturing se puede definir como un modelo de gestión enfocado a la creación de flujo para poder entregar el máximo valor final para los clientes. Para ello, se podrán emplear los mínimos recursos necesarios. Es decir, tal y como su nombre indica (lean manufacturing significa “producción ajustada”), utilizar únicamente los recursos ajustados.

     

    En resumidas cuentas, se trata de un sistema de gestión que incide en cómo operar un negocio. Un sistema en el que se elimina todo lo innecesario para reducir el tiempo perdido entre el pedido del cliente y el envío del producto. De esta manera, se mejora ostensiblemente la calidad y se reducen los costes.

     

    No es de extrañar, por tanto, que a día de hoy un curso lean manufacturing online despierte tanto interés entre los profesionales. Y es que cada vez son más las empresas que demandan trabajadores que tengan competencias básicas en la gestión de la producción y la innovación.

     

    Dos puntos estos últimos que son fundamentales y claves en el éxito de cualquier empresa. La innovación y la eficiencia de los recursos son modelos de distinción actuales de las principales compañías. Y la formación en lean manufacturing incide de forma destacada en el estudio y desarrollo de estos conceptos.

    Principios fundamentales del lean manufacturing

     

    El lean manufacturing presenta una serie de principios fundamentales que son los siguientes:

     

    • Calidad perfecta a la primera (cero defectos) que se basa en la detección y la solución de los problemas desde su raíz y origen

    • Eliminación de todas las actividades innecesarias y optimización de los recursos por escasos que estos sean

    • Mejora continua en la reducción de costes, la calidad, el aumento de la productividad y la información

    • Los productos han de ser solicitados por el cliente final, no empujados por el final de la producción

    • Flexibilidad para poder producir de forma rápida gran variedad de productos, sin que por ello se vea mermada la eficiencia y la calidad a pesar de la menor presencia de recursos

    • Construcción, desarrollo y mantenimiento de una relación a largo plazo con los proveedores

     

    Tal y como puede verse en estos principios, la filosofía del lean manufacturing se basa en gestionar con éxito todos los retos empresariales relacionados con los costes, las calidades y el nivel de entrega. Un concepto de liderazgo, trabajo y resolución de problemas en equipo cuyo objetivo es la mejora continua.

    Por qué realizar un curso de lean manufacturing

    El hecho de que muchas empresas aún hoy no hayan integrado el modelo lean manufacturing en sus sistemas de gestión hace que adquirir sus conocimientos en un curso online sea más que interesante. Una manera de desmarcarse de la competencia y añadir nuevas capacidades al currículum profesional que serán muy demandadas en los próximos años.

     

    Un curso de lean manufacturing ayuda a comprender y a adquirir las herramientas necesarias para focalizar todo el trabajo de forma correcta en las necesidades de los clientes. Además, muestra las habilidades fundamentales para potenciar las aptitudes de los trabajadores y la mejora de los procesos.

     

    El lean manufacturing está especialmente enfocado para aquellos profesionales que se encargan de la mejora de los procesos de producción. No obstante, no todos los procesos son iguales, por lo que hay que tener claro cuáles son las técnicas que más se ajustan para uno u otro.

     

    Mejorar el proceso de producción de una empresa es una de las claves fundamentales para poder ser más competitivos en el mercado. Conocer las principales técnicas de lean manufacturing nos permitirá aprovechar los recursos, tanto humanos como de maquinaria, más eficientes.

     

    Pero además, el profesional de lean manufacturing será capaz de reducir los tiempos muertos y las actividades que no añaden ningún valor al proceso de producción. Esto incidirá de manera especial en un aumento de la capacidad de producción y, lo que es más importante, a un menor coste.

     

    Estas actividades que no añaden ningún valor son, en definitiva, las que no aportan absolutamente nada al cliente. Son aquellas que no contribuyen a avanzar en el proceso de producción y que en términos de lean manufacturing reciben el nombre de desperdicios o despilfarros.

     

    Los conocimientos de lean manufacturing se basan precisamente en las técnicas que se requieren para identificar estos desperdicios, reducirlos y, finalmente, eliminarlos. Solo así se logrará utilizar los recursos necesarios en el tiempo mínimo para hacer justo lo que haya que hacer y en el momento adecuado.

     

    En definitiva, el lean manufacturing es una nueva cultura que muy pronto será un sistema de trabajo habitual en las principales empresas y compañías. Su implantación ayudará a encontrar la forma de aplicar mejoras continuas utilizando los recursos mínimos y eliminado lo que sobra o no tiene valor para el cliente final.

     

    Solo así se mejorará la calidad, se reducirán los tiempos y, sobre todo, el coste del producto.

     

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario