PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

¿Qué hacer cuando se tiene una fosa séptica?

 

Hay zonas rurales donde la instalación de redes de saneamiento se hace un poco complicada debido a lo alejadas que están de las ciudades y plantas de tratamiento. Sin embargo, por cuestiones de salud y cuidado medioambiental, es obligatorio contar con un sistema seguro de almacenaje y de posterior eliminación.

 

En esos casos la mejor alternativa es la construcción de fosas sépticas, las cuales consisten en un depósito subterráneo donde irán cayendo todos los residuos que procedan de un hogar; asimismo, permitirá la separación de los desechos sólidos insumergibles y de los que se asienten en el fondo, así como las grasas y óleos.

 

Asimismo, las fosas sépticas requieren una serie de obligaciones que debe realizar el personal especializado de una empresa limpiadora fosa para así evitar la generación de olores y enfermedades como consecuencia de la acumulación de la materia residual en la misma. Por tal motivo, a continuación te explicaremos lo que debes hacer cuando tienes fosas sépticas.

Limpieza y mantenimiento de las fosas sépticas

 

Debido a que se trata de desechos orgánicos e inorgánicos los que se acumulan en las fosas sépticas, es inevitable la proliferación de microorganismos y la generación de olores que llegan a ser bastante desagradables, incómodos y por supuesto, peligrosos para la salud de los habitantes y para los ecosistemas cercanos.

 

Por lo tanto, para evitar la sucesión de dichos hechos y el desencadenamiento de otras consecuencias mayores, es necesaria la ejecución de ciertas obligaciones, en las que se incluye el drenaje, la limpieza y el mantenimiento periódico, al menos una vez al año, lo cual garantizará su adecuado funcionamiento.

 

Como te mencionamos anteriormente, estas tareas de limpieza y mantenimiento de las fosas deben ser realizados por un personal debidamente formado y equipado con los aparatos y herramientas correctas, ya que durante los procesos de ejecución se manipulan desechos y gases tóxicos que deben ser tratados con precaución.

 

Primero se procederá al vaciado de la fosa cuando esta alcance más o menos el 50% de su capacidad. Para ello será necesaria la utilización de un vehículo especialmente diseñado para tal fin, consiste en un camión con mecanismo de succión por medio del cual se aspira todo lo que esté acumulado dentro de la fosa.

 

Posteriormente se limpiarán las tuberías, conexiones y paredes que tenga la fosa séptica a través de la inyección de agua a presión, que irá complementada de igual forma con limpieza manual, realizada por los especialistas con palas y cepillos. De este modo, se podrá remover todo rastro que quede de materia orgánica y demás residuos.

 

Además de ello, los técnicos harán el trabajo de inspección, para evaluar que los compartimientos, tuberías y paredes de la fosa séptica se encuentren en buen estado y que no presenten obstrucciones o fisuras por donde se puedan filtrar los líquidos causando daños y contaminación en el terreno y acuíferos que se encuentren cerca.

 

Finalmente, la empresa encargada de limpiar la fosa también se encargará de trasladar todos los residuos eliminados de la fosa a un vertedero autorizado para su deposición y tratado, de forma que se genere la menor cantidad de contaminación hacia el medio ambiente.

 

¿Por qué es necesario el mantenimiento de las fosas sépticas?

 

El mantenimiento y limpieza mínimo una vez al año de las fosas sépticas, es necesario no solo por las razones obvias a nivel ecológico y sanitario, sino que también por lo siguiente:

 

  • Los desbordamientos de aguas contaminantes se evitan, debido a que lo recomendable es vaciarla cuando esta llegue más o menos a la mitad del depósito.

  • Los malos olores que proceden de la fosa, se reducen si esta se drena periódicamente.

  • Se imposibilita la formación de atascos ocasionados por los desechos sólidos que se van asentando en el fondo y tuberías de la fosa.

  • Estarías garantizando el correcto funcionamiento de cada uno de los componentes de la fosa séptica, porque en los mantenimientos periódicos se evaluará el estado general de la misma y de ser necesario se harán las correcciones pertinentes, con lo que definitivamente se alargará el tiempo de vida útil de la fosa.

  • Debido a que limpiar es más económico que reparar, te ahorrarás un poco de dinero.

Precauciones a tomar en zonas donde hayan fosas sépticas

 

Para terminar, queremos darte una serie de recomendaciones que te servirán para cuidarte a ti y a los tuyos, ya que las fosas sépticas conllevan del mismo modo una serie de riesgos y peligros con los cuales se debe tener mucha precaución para evitar accidentes.

 

En tal sentido, lo principal es dejar las labores de mantenimiento al personal experto, pues como mencionamos antes en las fosas se generan gases inflamables que pueden causar daños a la salud. Partiendo de este mismo punto, te recomendamos mantenerte apartado de la fosa para que no respires los gases y mucho menos vayas a prender fuego a las zonas cercanas a ella.

 

Comentarios (0)  



Escribir un comentario