PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Recorrer los Fiordos Noruegos, un lujo necesario una vez en la vida  

 

El verano es el mejor momento del año para acudir a Viajes Timanfaya y participar en un crucero a esta bella zona del planeta

 

  • Lancelot Digital
  •  

     

    Al suroeste de Noruega se encuentran los fiordos, un estrecho de agua salada, procedente del mar, que corre entre grandes montañas. Este estrecho se formó por los glaciares de la era del hielo, que llegaban al mar, rompiendo las montañas creados bajo el nivel del agua. En algunos puntos, puede haber hasta más de mil metros de profundidad. Constituyen una de las maravillas que resulta obligado visitar y la mejor época para hacerlo es el verano, ya que es en este tiempo cuando se pueden realizar múltiples actividades que resultarían imposibles en invierno: buceo, piragüismo o el rafting, entre otros.

     

    Las regiones que componen esta parte del planeta son: Møre og Romsdal, divido en 3 subregiones: Nordmøre (norte), Romsdal (centro) y Sunnmøre (sur), y es, sin duda, las más popular por sus montañas impactantes, como Sunnmøre Alps y Romsdal, y por el fiordo Geiranger, declarado patrimonio mundial por la Unesco y el hogar de las cascadas: las Siete Hermanas, el Velo de la Novia y el Pretendiente.

     

    Sogn og Fjordane, más conocido por contar con el fiordo más largo de Noruega, Sognefjord, y unos de los más largos y profundos del mundo, con 204 km de longitud y 1300 m de profundidad. Este fiordo es, para hacerse una idea relativa, más profundo que el mar Noruego.

     

    Fundamental resulta también la visita a Hordaland, región en la que se encuentra ubicada Bergen, la ciudad más pintoresca de Noruega y el corazón de los fiordos, cuyo barrio hanseática del siglo XIV a XVI, Bryggen, es el único de su época en Noruega y patrimonio mundial por la Unesco con más historia de la región. Bergen es también conocida como “la puerta de entrada a los fiordos” y está incluida en todos los viajes organizados a Noruega. No puede faltar un recorrido en el famoso funicular de la ciudad que acerca a los visitantes hasta la cima del monte Fløyen, así como disfrutar de su animado mercado de pescado, de una visita guiada a Lysøen o de un recorrido por su famoso acuario.

     

     

    Más información y reservas en VIAJES TIMANFAYA, Calle Méjico 1, Tfno. 928 81 58 00

     

    Imprescindibles

     

    Hay algunos fiordos que son de visita obligada cuando se recorre esta zona del mundo. El fiordo de Sognefjord, que cómo ya se dijo es el segundo fiordo más largo del mundo con sus 204 km, además del más profundo. En un lateral del mismo, se encuentra el fiordo de Naeroyfjord, muy espectacular por la altura de sus acantilados y sus saltos de agua. En temporada alta habrá una gran cantidad de barcos fondeados.

     

    Sin embargo no debería faltar en un itineario por fiordos noruegos el fiordo de Geirangerfjord. Su imponente cascada de las 7 hermanas llama la atención desde que desembarcamos. Es un gran punto para hacer excursiones a los glaciares.

     

    ¡A la mesa!

     

    Sentarse a la mesa en esta zona del mundo es un placer. La cocina noruega tradicional tiene una buena materia prima, basada todo en los vegetales y el pescado, ya que se trata de un país con una larga tradición agrícola y pescadora. El salmón (fresco o ahumado), el arenque (escabechado o marinado), la trucha, el abadejo, el bacalao, la sardina, la caballa y otros muchos pescados, muchas veces en salazón, que forman parte de una dieta en la que juegan un papel importante los lácteos, como el queso y la mantequilla, el pan y la carne de caza (reno, alce, pato…), el cordero, así como las patatas y el pan de trigo.

     

     

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario