PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Vapear para dejar de fumar, una buena alternativa según 7 instituciones y organismos internacionales

Conozca todas las ventajas del cigarrillo electrónico

 

  • Lancelot Digital
  •  

    Vapear se ha puesto de moda. Nadie afirma que sea una actividad saludable como para incentivar a los jóvenes a que lo hagan como si no tuviese consecuencias. Sin embargo, es innegable que es una excelente fórmula para que los fumadores dejen el tabaco, mucho más eficaz que otras técnicas y, para lograr este objetivo, sí es aconsejable. El motivo es que se sustituye una adicción muy perjudicial por otra que es muchísimo menos dañina, hasta un 95 % menos.

     

    El vapeo se ha convertido en una actividad muy frecuente en los últimos años y la polémica, como en casi todo lo que llega y arrasa, está servida. Son muchos los defensores del vapeo como herramienta para dejar de fumar, afirmando que el cigarrillo electrónico puede ser hasta un 95 % menos dañino que el tabaco. Son muchos los detractores que ven como los jóvenes piensan erróneamente que se trata de una actividad inocua.

     

    El negocio del vapeo, verdades y mitos

     

    La empresa de venta de vapers de VitalCigar.es, cuenta con un blog en el que se puede acceder al primer estudio que se ha hecho sobre el efecto de los cigarrillos electrónicos a largo plazo en Reino Unido. Estas y otras entradas resultan muy interesantes para conocer la realidad del producto que venden y derribar bulos que se crean alrededor del vapeo. Información que viene abalada en todos los casos por fuentes oficiales. 

     

    Intereses económicos aparte, lo primero que se ha de dejar claro es que las instituciones y organismo gubernamentales que lo defienden no hablan en ningún caso de potenciar esta actividad en aquellos que no fuman. Lo que pretende es que se reconozca su alta efectividad para que los fumadores habituales dejen el tabaco y lo sustituyan por el vapeo, que es una actividad menos perjudicial. Los cigarrillos electrónicos ayudan a dejar el tabaco y así los han certificado distintas entidades internacionales.

     

    1.      World Health Organization (2020)

     

    Esta organización afirma que los cigarrillos electrónicos reducen la exposición de los usuarios a numerosos tóxicos y elementos cancerígenos presentes los cigarrillos de tabaco combustibles. La clave está en el proceso de combustión, que produce sustancias altamente tóxicas para el organismo.

     

    2.      Cancer Society of New Zealand (2019)

     

    La Asociación contra el Cáncer de Nueva Zelanda afirma que los cigarrillos electrónicos y los productos de tabaco sin humo son menos perjudiciales para la salud que los productos de tabaco.

     

    3.      Public Health England (PHE) (2018)

     

    Esta institución asegura que vapear es mucho menos arriesgado para la salud que fumar, con una reducción del 95% de los efectos dañinos. Es, por tanto, una excelente alternativa para que los fumadores dejen de una vez por todas el terrible hábito de fumar, que se cobra tantas vidas cada año.

    4.      Cancer Research UK (2018)

    La evidencia de los estudios llevados a cabo hasta el momento sugiere que los cigarrillos electrónicos son mucho menos dañinos que fumar tabaco, lograndocon elloun enorme éxito para que los fumadores dejen el hábito.

     

    Del mismo modo, afirma que no hay pruebas suficientes para respaldar una prohibición total en interiores del uso de cigarrillos electrónicos.

     

    5.      British Medical Association (BMA) (2017)

     

    Muchos fumadores encuentran los cigarrillos electrónicos como una herramienta útil para dejar de fumar. En este sentido, existen beneficios del vapeo frente al tabaco por la reducción de sustancias dañinas que se ingieren.

     

    6.      National Health Service Scotland (2017)

     

     Bajo la premisa de “Fumar mata”, esta institución tiene su prioridad en ayudar a las personas a dejar de fumar por completo, afirma que,en la actualidad, existe un amplio consenso en la evidencia de que usar cigarrillos electrónicos consigue este objetivo y es menos dañino que fumar tabaco.

     

    7.      Royal Australian & New Zealand College of Psychiratrist (2017)

     

    Diversos estudios demuestran que las personas con enfermedades mentales encuentran mayores dificultades para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos y los vaporizadores ofrecen una herramienta segura para administrar nicotina a quienes no pueden dejar este vicio. De este modo, se minimizan los daños asociados a fumar tabaco y se reducen algunos desórdenes de la salud de las personas con enfermedades mentales.

     

     Estas son solo algunas de las instituciones de reconocido prestigio que coinciden al afirmar que el vapeo es menos perjudicial que fumar para la salud, y que por tanto se convierte en una buena opción para aquellos fumadores que quieren dar el paso definitivo y no lo han conseguido con otros métodos.

     

    Sin embargo, no son las únicas, hay otro buen número de instituciones internacionales que defienden esta misma postura, como French National Academy of Medicin, German Federal Institute for Risk Assessment, US National Academie of Sciences Engineering and Medicine, US Food & Drug Administration, entre otras. Cabe resaltar que, en ningún momento, se trata de defender el vapeo como una actividad inocua, pero es injusto hacer creer a los consumidores que es igual de perjudicial o incluso más que el tabaco, como quieren hacer creer los que tienen intereses económicos puestos detrás de las empresas tabacaleras.

     

     

    La comunidad científica lo defiende como método para dejar de fumar, nunca como producto recreativo para jóvenes que no tiene ningún tipo de adicción.

     

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario