PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Vea a la tortuga que perdió dos falanges surcando de nuevo los mares

El animal, que apareció en Las Canteras, se ha convertido en símbolo contra las mascarillas tiradas en cunetas y aparcamientos

 

  • Lancelot Digital
  •  

     

    La tortuga que apareció en Las Canteras con dos falanges estranguladas que tuvieron que ser amputadas por el Cabildo, y que expulsó 150 trozos de macroplásticos, surca desde hoy los mares convertida en símbolo contra el nuevo daño ambiental causado por el ser humano: las mascarillas y guantes tirados en aparcamientos y cunetas que acabarán en el mar si no son depositadas en los contenedores grises.

     

    Tras varias semanas de seguimiento de la evolución del animal, que estuvo con una aleta vendada hasta que cicatrizó la amputación, su suelta se convirtió hoy en un momento emocionante y atrajo toda las miradas en el momento en el que iba a ser depositada en la arena para que avanzara hacia su hogar.

     

    La suelta se produjo en la Playa de Arinaga, donde hace dos semanas apareció un cachalote sin vida que fue retirado gracias a la ayuda de los bomberos del Consorcio de Emergencias y Salvamento Marítimo, por lo que fueron invitados a este acto encabezado por el presidente del Cabildo, Antonio Morales, y el alcalde de Agüimes, Óscar Hernández.

     

    El Cabildo sumó este acto a la campaña de la Institución insular ‘No permitas que se convierta en un problema añadido’ para concienciar a la ciudadanía sobre la necesidad de depositar guantes y mascarillas correctamente, pues una parte importante de la población no sigue la recomendación y ello está teniendo ya gran impacto ambiental.

     

    Además, aunque su uso es para proteger contra el coronavirus, mal desechados se convierten en focos de transmisión de la enfermedad, a lo que se agrega que sus restos entrarán en la cadena trófica a través de los peces y acabarán en las mesas de la población.

     

    Así, la tortuga fue liberada de la mano del cabo en funciones del Consorcio de Emergencias Eduardo Pérez junto a sus dos hijas, quienes aseguraron que vivieron una experiencia “muy emocionante y única”, ya que una vez depositada en la arena, la tortuga comenzó a avanzar hacia el agua.

     

    Tras dos pequeños embates de las olas, el ejemplar logró seguir su camino a pesar de que su aleta izquierda ahora es más corta hasta desaparecer, lo que dejó el sentimiento encontrado de la despedida y la satisfacción de saber que finalmente ha podido volver a su medio, lo que hizo que a muchos se les pusiera el bello de punto e incluso que alguna lágrima se asomara mientras se adentraba en el inmenso océano.  

     

    Es muy importante para lograr estos finales felices que las personas que se encuentren con alguna tortuga desista de quitarle las redes y también de devolverla al mar aunque no presente heridas a primera vista, pues puede tener daños internos.

     

    Lo más correcto es avisar al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre a través del Cabildo a través del 928351970 o al 112 para que el personal de Medio Ambiente recoja al animal y se encargue de su curación y su reintroducción en el medio natural.

    Comentarios (1)  



    Comentarios  
    # Isabel 25-06-2020 05:12
    Entrañable. Dios os bendiga
    Responder | Responder con una citación | Citar
    Escribir un comentario