PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Ventajas y desventajas de los créditos rápidos online: ¿son la solución adecuada?

Pedir un crédito por internet es algo que cada vez se realiza con más frecuencia. Pero no es oro todo lo que reluce

 

  • Lancelot Digital
  •  

    Pedir un crédito por internet es algo que cada vez se realiza con más frecuencia. Los datos registrados en 2018 lo dejan claro, con un incremento de más del 25% con respecto a 2017. Una situación que se está frecuentando más y más por todas las bondades que ofrece este tipo de producto financiero, a lo que se suman las comodidades propias del entorno digital.

     

    Pero no es oro todo lo que reluce. En este tipo de soluciones también hay ciertos aspectos negativos que hacen que el conjunto no sea tan perfecto como parece a simple vista. Es posible que te estés planteando pedir un crédito rápido online, por eso, antes de dar el paso, te aconsejamos que leas lo bueno y lo malo de este producto económico. Algo que vamos a repasar a continuación con todo lujo de detalles.

     

    Ventajas de los créditos rápidos

     

    Su popularidad se debe a algo, y es a las bondades que tienen. Vamos a ver las principales ventajas de los préstamos rápidos online a continuación:

     

    Solicitud al momento

     

    Si por algo se dice que los préstamos rápidos son algo fácil y sencillo es, precisamente, porque lo son. Si echamos un vistazo a los créditos rápidos y fáciles que se ofrecen en Finbino, portal que vamos a tomar como referencia para todos los datos recopilados sobre ventajas y desventajas, vemos que todos ellos se brindan a través de plataformas digitales.

     

    Puede parecer un dato innecesario, pero tiene una importancia supina. ¿El motivo? Que estas plataformas digitales, para empezar, son accesibles desde PC y móvil, por lo que puedes pedir el dinero desde donde quieras. Para terminar, además, el proceso de solicitud es muy rápido, teniendo tan solo que rellenar un formulario con datos personales. Así, ya se tiene acceso al dinero solicitado, aunque a veces hay que aportar algún documento (sobre todo si se figura en ASNEF).

     

    Cuotas generalmente bajas

     

    Dado que la mayoría de créditos online rápidos son de importe reducido, y dado también que suelen ofrecer unos plazos de devolución bastante flexibles, las cuotas a pagar no suelen ser demasiado altas. Es cierto que hay préstamos de 300 euros a devolver en 30 días, lo que supone pagar una cuota mensual idéntica al importe solicitado (sin contar intereses), pero también que hay otros con un importe similar a pagar en 2 o incluso 3 meses.

     

    De esta forma, afrontar el pago es algo mucho más sencillo y que apenas plantea complicaciones. Por supuesto, el dinero ha de devolverse, pero las entidades online procuran que no sea una dificultad para el consumidor.

     

    Ingreso de dinero en menos de 48 horas

     

    Se llaman créditos rápidos por algo, y es porque dan el dinero en menos de 48 horas. Si se necesita una inyección económica de urgencia, esta solución digital es de lo mejor que vas a poder encontrar. Responden con rapidez y, en caso de ser afirmativa la respuesta, no tardan en proceder con el ingreso de importe solicitado.

     

    La celeridad depende de la cuantía total, pero, si es reducida, el dinero puede llegar a la cuenta en cuestión de minutos. Algo ágil y necesario, sobre todo para ofrecer esa inmediatez que tanto se busca en los tiempos que corren.

     

    Desventajas de los créditos rápidos

     

    Sí, los créditos rápidos en línea ofrecen facilidades importantes, pero también tienen ciertos inconvenientes que no se deben pasar por alto. Vamos a verlos:

     

    Intereses altos

     

    Ya hemos hablado antes de que hay créditos con intereses al 0%, pero también los hay con intereses que superan el 20% o incluso el 25%. Generalmente, son los que ofrecen los importes más altos de dinero disponible para solicitar, añadiendo también un importe a pagar que ronda la cuarta parte del préstamo solicitado.

     

    El total es considerable, y eso hace que todo el dinero a pagar sea mucho más alto que lo que se necesita realmente. Los solicitantes deben tener muy en cuenta este dato, ya que influye bastante en las cuotas para liquidar el crédito.

     

    Sin ASNEF

     

    Aunque una de las grandes bondades de los préstamos online es su compatibilidad con ASNEF, no todas las financieras que ofrecen créditos rápidos en línea brindan esa oportunidad. Figurar en el listado de morosos es algo que suele traer inconvenientes para quienes buscan dinero rápido a través de un producto financiero, ya que les es directamente imposible.

     

    Por eso, conviene valorar previamente si una entidad es compatible o no con ASNEF para poder ver si ofrece la solución más adecuada para seguir adelante con la solicitud y contar con el dinero solicitado.

     

    Comisiones por amortización anticipada

     

    Hay ocasiones en las que, por un motivo o por otro, se dispone de la liquidez suficiente como para terminar con el préstamo antes de tiempo. El problema de hacer esto con determinados créditos rápidos es que se pueden sumar comisiones por esta rapidez. Las financieras moldean sus préstamos para corresponder a un plazo de terminado de tiempo y, si este se acorta, pueden añadir un cargo extra.

     

    Eso hace que acabes pagando más. Observa la letra pequeña de tu préstamo rápido online para ver si, en efecto, cuenta con este detalle.

     

    Todo esto es lo que equilibra la balanza de los créditos rápidos por internet. Elegirlos o no es algo que depende de cómo se incline finalmente para cada caso.

     

    Fuente: VozPópuli | Finbino

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario