PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Ventajas y desventajas del cannabis autofloreciente

La floración independiente de la luz es la principal diferencia entre la autofloreciente y "clásicas", cuya floración se inicia si se reduce el número de horas de sol al día

 

  • Lancelot Digital
  •  

    La marihuana autofloreciente ha aparecido en el mercado de semillas de cannabis ya hace mucho tiempo, pero su popularidad se ha disparado últimamente. Las plantas autoflorecientes son plantas que comienzan a florecer automáticamente después de alcanzar un cierto nivel de madurez, independientemente del régimen de luz. Casi todas las variedades de cannabis autoflorecientes son un híbrido de dos variedades de cannabis: Cannabis ruderalis y Cannabis indica/sativa.

     

    La floración independiente de la luz es la principal diferencia entre la autofloreciente y "clásicas", cuya floración se inicia si se reduce el número de horas de sol al día. La mayoría de las autoflorecientes, como https://herbiesheadshop.com/es/colecciones/autoflorecientes comienzan a florecer tres semanas después de que germina la semilla.

     

    Hasta hace poco, el Cannabis ruderalis se consideraba un cannabis completamente inútil, no apto para uso industrial, médico o recreativo. La ruderalis tampoco se consideró una base genética para el desarrollo de nuevas variedades de cannabis. Pero resultó que todavía tiene un "arma secreta": la capacidad de auto florecer. A diferencia de la sativa o indica, esta variedad de cannabis no tiene que seguir las reglas estrictas de iluminación para comenzar a florecer. La madurez de una planta, y no la cantidad de luz que recibe, regula su ciclo de vida.

     

    Ventajas de las autoflorecientes

     

    • Periodos cortos de crecimiento y floración.

     

    Las plantas autoflorecientes crecen rápidamente y también se desvanecen rápidamente, es decir, es real cosechar en 60-70 días después de la germinación de las semillas.

     

     

    • Se puede cosechar varias veces al año.

     

    Esta ventaja de las autoflorecientes se deriva de la anterior, así como de la falta de relación entre el crecimiento de planta y la luz. Es decir, puede plantar a principios de primavera y recolectar la primera cosecha en el verano. Durante toda la "temporada de siembra", puede repetir este procedimiento tres o cuatro veces.

     

    • Baja altura de los arbustos.

    Incluso las variedades sativas, que normalmente crecen hasta 2-3 metros, se vuelven más compactas cuando adquieren la función autofloreciente. Esto es muy conveniente si el cultivo se lleva a cabo en cajas de cultivo y es imposible asignar un área grande para el cáñamo. Existen variedades con plantas de unos 30-40 cm de altura. Pocas autoflorecientes crecen hasta un metro y medio, en su mayoría 70-100 cm.

     

    • Sin pretensiones y alta resiliencia.

     

    Cuando los cultivadores novatos buscan una variedad fácil de cuidar, deben comenzar con la autofloreciente. Entre ellas hay opciones caprichosas, pero en su mayor parte son plantas muy resistentes que no requieren manicura especial, gracias a sus raíces "salvajes": el cáñamo, que está acostumbrado a sobrevivir en cualquier condición, incluso desfavorable.

     

    Desventajas de las autoflorecientes

     

    • No es una cosecha demasiado grande. No será necesariamente muy pequeño, pero hay una diferencia con las variedades fotoperiódicas. Esto se debe a una disminución en el tamaño y la genética; después de todo, la ruderalis no puede considerarse una especie "fértil".
    • Niveles más bajos de THC. Nuevamente, la diferencia es sutil, pero está ahí. Los autos potentes rara vez compiten con plantas fotoperiódicas similares.

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario