PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Viaje con nosotros a Gran Canaria

La isla cuenta con todo lo necesario para disfrutar de un viaje inmejorable: historia, cultura, tradición, patrimonio, naturaleza, gastronomía y ocio

 

  • Lancelot Digital
  •  

     

    Si hay una isla completa y, en muchas ocasiones, desconocida para la mayoría de los canarios, ésa es Gran Canaria. Se trata de la segunda isla más poblada de Canarias, con 845.195 habitantes y cuya capital, Las Palmas de Gran Canaria, es la ciudad más poblada del archipiélago con 383. 343 habitantes.

     

     

    Gran Canaria es por tanto urbanita en su capital, pero tiene numerosos pueblos y municipios llenos de encanto que bien merecen un recorrido. Nosotros proponemos un recorrido por sus diferentes rutas turísticas que a buen seguro disfrutarán propios y extraños.

     

     

    Ruta centro

     

    Uno de los principales atractivos que nos ofrece el centro de la isla es la posibilidad de alcanzar su pico más alto, el Roque Nublo. Esta zona recorre las localidades de Santa Brígida, Vega de San Mateo, Tejeda, Artenara, Valleseco y Teror.

     

    Merecen especialmente una visita localidades como Tejeda, ubicada en la zona de Cumbres de Gran Canariay que cuenta en su cumbre con un mirador con vistas únicas a la Caldera de Tirajana y al parque Rural del Nublo. El entorno natural de esta zona se caracteriza por sus inmensos bosques de pino canario, que actualmente comparten espacio con una enorme colonia de almendros.

     

    La visita al lugar no puede pasar por alto ni la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Socorro, un templo que data del año 1921, situada en el casco del pueblo, ni el Parador Nacional de Tejeda, ubicado en la Cruz de Tejeda. Una gran cruz de piedra preside su entrada, a pocos metros de la cual numerosos puestos.

     

    Efectivamente, uno de los hitos de Gran Canaria se encuentra también en Tejeda: el Roque Nublo, una enorme roca basáltica en forma de monolito de más de 70 metros de altura, surgida como consecuencia de la actividad volcánica y la erosión. A su lado se encuentra otra roca monolítica denominada El Fraile, por su gran parecido a un monje rezando.

     

    También  Teror merece una visita demorada. Este municipio acoge en su basílica, dedicada a la Virgen del Pino, patrona de la Diócesis de Canarias, en el edificio más importante del municipio y uno de los más destacados de la arquitectura religiosa de Canarias, en torno al cual se configuró en sus orígenes el desarrollo urbanístico de Teror y la evolución de su Centro Histórico. La Plaza de Teror es el centro neurálgico de la Villa. Desde ella se pueden apreciar los balcones típicos de la arquitectura canaria que adornan gran parte del municipio. La Alameda es otro de los lugares más transitados, en el mismo casco histórico de la Villa, pero no el único. El edificio que alberga el Ayuntamiento de Teror, forma parte del rico patrimonio histórico municipal, por lo que es recomendable su visita. Y unido al nombre de Teror está también el del Monasterio del Cister, su origen se sitúa en el año 1882, y en su interior aún se conservan las imágenes de San Benito y San Ildefonso, de un antiguo convento de la capital. La Fuente Agria también es uno de los lugares más emblemáticos de Teror. Se compone de tres manantiales: El Principal, del Agua Agria y del Molino de en medio.

     

    Artenara es un lugar ideal para apreciar los yacimientos arqueológicos que muestran la forma de vida de los antiguos pobladores canarios. La visita a la Ermita de la Virgen de La Cuevita es otro de los recorridos tradicionales,  puesto que esta ermita está excavada en un risco. Merece también una parada la visita al mirador de Unamuno con una escultura del insigne escritor y filósofo, con espectaculares vistas y, que conmemora la estancia de Unamuno en la isla, en 1910.

     

    Ruta Sur – Oeste

     

    El sur de Gran Canaria se resume en tres palabras: sol, playas y ocio. El atractivo turístico de las Dunas de Maspalomas, de kilómetros de playas de arena rubia, la práctica de una gran variedad de deportes náuticos, por toda la costa de Mogán, y un clima suave y estable prácticamente los 365 días del año, han favorecido que Gran Canaria sea el lugar elegido por miles de turistas. Merece la pena la visita a los municipios de Santa Lucía, San Bartolomé de Tirajana, Mogán y La Aldea de San Nicolás.

     

    Ruta Norte

     

    La ruta norte de Gran Canaria conduce desde el municipio de Arucas hasta a Agaete, pasando por Firgas, Moya, Santa María de Guía y Gáldar. Destaca en este recorrido, Arucas, cuyo casco urbano tiene la denominación de interés histórico-artístico. Destaca la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista pieza arquitectónica clave esculpida íntegramente en piedra de Arucas por los maestros labrantes de la localidad. En la Plaza de la Constitución se emplazan las Casas Consistoriales y el edificio del antiguo Mercado Municipal. La Casa de la Cultura, casa tradicional canaria del siglo XVII, incluye un patio interior con balconada y un magnífico ejemplar de un árbol drago. Este edificio alberga la Biblioteca y Archivo General. También destaca la Fábrica y Museo del Ron de Arehucas.

     

    Ruta Este

     

    La costa este de Gran Canaria muestra al visitante un paisaje basado en una orografía de suaves pendientes intercaladas por profundos barrancos de gran valor natural. Desde la capital de la isla, Las Palmas de Gran Canaria, es posible recorrer municipios como la antigua capital de Gran Canaria, Telde, para llegar a Valsequillo, Ingenio y Agüimes.

     

    Las Palmas de Gran Canaria, capital de la isla de Gran Canaria, se sitúa en el vértice Noreste de la Isla, donde sobresale una pequeña ínsula. El centro de la ciudad lo divide el antiguo Barranco de Guiniguada, que resultó ser la linde entre el casco histórico del municipio y los barrios más comerciales y cosmopolitas de Las Palmas de Gran Canaria. El popular barrio de Vegueta está compuesto por los edificios más emblemáticos de la ciudad, así como por los principales museos. El centro lo preside la Catedral de Santa Ana. En la trasera de la Catedral se ubica la Plaza del Pilar Nuevo, que invita a visitar el Centro Atlántico de Arte Moderno, uno de los principales centros de arte de España.

     

    La ciudad de Gáldar, cabecera de uno de los antiguos reinos de la isla, antes de la Conquista de Gran Canaria muestra parte de su pasado más antiguo en el Parque Arqueológico de la Cueva Pintada, en el centro de esta ciudad, se encuentra uno de los principales hallazgos del arte rupestre del área atlántica. El centro de la ciudad, declarado Conjunto Histórico en 1981, conserva varios edificios notables.

     

    Gastronomía

     

    Para comer bien en esta isla hay que comenzar por los enyesques, como las papas arrugadas con mojo, la ropa vieja, las carajacas y la pata asada, así como los ricos y variados quesos de la tierra. El enyesque debe estar siempre acompañado de un buen vino de la tierra que los hay ricos y variados.

     

    Los primeros platos tradicionales se componen de gofio escaldado, potaje con berros, rancho canario, caldo de papas o de pescado, y el puchero, garbanzos, con fritura y verduras, servidos con caldo. En los segundos destacan los pescados de la costa, como el cherne, el sancocho, la vieja, pero tampoco falta la carne en platos como el conejo en Salmorejo o la carne de cabra compuesta. Como postre no puede faltar en el menú canario las truchas de batata o de cabello de ángel, el helado con bienmesabe, los deliciosos huevos mole, las autenticas tortitas de plátano, o para las fiestas más importantes de la isla, las tortitas de Carnaval. En cualquier caso, si no es usted tradicional, la cocina canaria tiene una variada y vanguardista oferta gastronómica que hará las delicias de cualquier gourmet.

     

    Viajes Timanfaya les invita a visitar sus instalaciones en Lanzarote o su pagina web (www.viajestimanfaya.com).

     

    Playas inolvidables

     

    Gran Canaria cuenta con casi 60 kilómetros de playas en 236 kilómetros de costa. Playas interminables de aguas azules, únicas y bellas, que llaman a turistas y visitantes a visitarlas. Las hay muy conocidas, como la de Maspalomas, una de las más visitadas, pero la isla cuenta con otras muchas zonas de baño. Familiares y tranquilas, como San Agustín, la playa de Amadores o la pequeña playa del Puerto de Mogán o turísticas y animadas como la de Puerto Rico, uno de los lugares con mejor clima del país.

     

     

    Pero Gran canaria no sólo es isla de playas, también de altas montañas, volcanes y barrancos. Un pequeño mundo aparte, declarado Reserva de la Biosfera, donde descansar y escapar del ruido. En efecto, Gran Canaria es un destino perfecto para los amantes del senderismo y el turismo activo. Un pequeño continente en miniatura, donde andar y respirar, donde disfrutar de la naturaleza en toda su plenitud. Indispensable para cualquier visitante es realizar la subida al Roque Nublo desde cuya cima, si el día está despejado, será posible incluso divisar el Teide.