PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La casa en la que se desmanteló una plantación de marihuana tenía cámaras de seguridad y estaba custodiada por dos perros

La vivienda contaba también con una puerta blindada

 

Lancelot Digital
Fotos: Prensa Guardia Civil

 

La vivienda de Tías en la que la Guardia Civil incautó 122 plantas de marihuana “tenía una puerta blindada, cámaras de seguridad y estaba custodiada por dos perros de una raza catalogada como potencialmente peligrosa, los cuales tuvieron que ser retirados por los servicios municipales del ayuntamiento para poder acceder”, según informa ahora la Benemérita.

 

En un comunicado, la Guardia Civil explica que la investigación se inició la mañana del 4 de diciembre, cuando un agente de la Policía Local de Tías observó a dos personas, un hombre y una mujer, sacando unas bolsas “en actitud sospechosa” de dicha vivienda.

 

Justo en el momento en el que iban a ser identificados por el agente, la mujer salió corriendo y se refugió en la casa, comprobando después que en las bolsas había restos de plantas de marihuana y componentes químicos para su cultivo y elaboración.

 

Por todo ello, la Policía Local puso en conocimiento de la Guardia Civil estos hechos, por lo que se inició un operativo conjunto con el fin de custodiar el edificio hasta conseguir el oportuno mandamiento judicial de entrada y registro.

 

Con la respectiva autorización judicial, se realizó un registro en la referida vivienda, comprobándose que se trataba de una casa con una estructura tipo almacén, donde se albergaban todos los elementos para la elaboración y el cultivo de marihuana, con ventilación e iluminación para tal efecto y con un sistema de riego con agua tratada químicamente.

 

En el registro se incautaron 122 plantas de Cannabis Sativa en sus diferentes ciclos de vida junto a 67 paquetes con cogollos ya elaborados y listos para su distribución o consumo, que juntos con las plantas arrojaron un peso total de 45 kilos y 300 gramos.

 

También se incautaron 170 gramos de hachís; material electrónico donde destacan 11 teléfonos móviles, un lector de billetes falsos y un visor nocturno; dos armas simuladas tipo revólver; y utensilios, herbicidas y abonos especiales para el cultivo.

 

Finalizado el registro, se procede a la detención de G.W.S., G.R.H., y K.A.G., siendo los dos primeros varones y la última mujer con edades comprendidas entre los 48 y 56 años, por ser los presuntos autores de un delito contra la salud pública.

 

Los detenidos, junto con la droga y los efectos intervenidos, han quedado a disposición Judicial del correspondiente Juzgado, en funciones de guardia, de la localidad de Arrecife.

Comentarios (0)  



Escribir un comentario