PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Acierto de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias  

 

 

  • Lancelot Digital
  •  

     

    La decisión de comenzar las clases presenciales en todas las islas la próxima semana, a pesar de las presiones de los centros educativos y de los sindicatos que temían el inicio de las clases por una cierta inseguridad ante el covid, ha sido valiente y acertada en nuestra opinión. Nos parece también una gran decisión que en las zonas en las que hay un mayor contagio de coronavirus se realicen PCR, tanto a alumnos como a profesores. Es más, nos parece algo de sentido común. Tal y como afirmó la consejera responsable del área, Manuela Armas, la decisión está basada en argumentos del Comité Científico, es decir, de los expertos. No se trata de una decisión aleatoria, no se ha previsto el inicio de las clases porque sí, es lo que han recomendado las personas más preparadas para hacerlo. 

     

    Volver a la normalidad, con medidas preventivas y seguridad

     

    En efecto, ha sido el Comité Científico que asesora al Gobierno de canarias el que, sopesando pros y contras, ha recomendado el inicio de las clases, señalando que las clases no son más inseguras que otros espacios públicos, al contrario. Siempre hemos criticado la actitud de algunas personas que pretenden aislarnos en una burbuja y que no regresemos a una cierta normalidad. Al contrario, creemos que hay que volver cuanto antes a una normalidad lo más segura posible, evitando todos los riesgos y protegiéndonos. El mejor ejemplo lo han dado los trabajadores y trabajadoras de supermercados, además de médicos, policías, transportistas y demás profesionales que no han dejado de trabajar ni un minuto para que todos tuviéramos alimentos, seguridad y estuviéramos cuidados. Su comportamiento durante toda la pandemia ha sido ejemplar. Justo por eso creemos que ahora nos toca a todos los demás dar ejemplo y esta decisión ha sido un acierto de la consejera de Educación y del Gobierno de Canarias. Como bien recordó Manuela Armas los niños llevan desde marzo sin dar clases presenciales, esto puede llevar consigo problemas gravísimos y no podemos olvidar que la Educación es un derecho que tienen todos los niños. Hay que volver a clase, así se ha hecho en el resto de Europa y en la península, hay que regresar a las aulas e ir controlando los pequeños brotes que surjan y actuando en cada caso cuando surja un problema. No podemos seguir en una burbuja.