PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Benjamín, nombrado para enredar

 

 

 

 

Lo malo no es que sean unos vídeos burdos o manipulados los que ha editado y publicado el responsable de los Centros Turísticos, Benjamín Perdomo. Lo malo es que lo haya hecho con la que está cayendo en Lanzarote, con la planta alojativa cerrada y miles de negocios temblando, como tiendas, cafeterías y bares. Es decir, lo terrible es que, con una Lanzarote medio en ruinas, estemos en batallitas partidarias. Lo malo es que Dolores Corujo, toda ella presidenta del Cabildo, permita (o aliente, lo que sería más grave) que su consejero delegado se meta en fregados políticos, que no ayudan a resolver los problemas reales a los que se enfrentan Lanzarote y los propios Centros Turísticos. Unos Centros Turísticos, por cierto, que, por de pronto, en tres meses, han perdido tres millones de euros sólo en pagar la abultada nómina de los 350 trabajadores de los Cacts. Y todo por no ir a un Erte como se ha hecho en el 100 por 100 de los negocios turísticos de este país cuya actividad económica estaba ligada al turismo.  Y como han hecho la mayoría de las empresas públicas en Canarias, y en España, cuya actividad estaba ligada al Turismo. Lo hizo el alcalde socialista de Puerto de La Cruz y, también, el presidente del Cabildo de Tenerife, con sus empresas públicas ligadas al Turismo. Y lo hizo Ada Colau, toda ella también alcaldesa de Barcelona, poniendo en un Erte a los trabajadores de las empresas públicas cuya actividad principal estaba destinada al Turismo, por muy de izquierdas que sea.

 

 

Elegir al bravucón en lugar de al competente

 

En cambio, en Lanzarote, por pura estrategia política, el Psoe, con la cínica anuencia del PP, decide no enviar al Erte a la onerosa plantilla de los Catcs, a sabiendas de que podría ahorrarse la carísima nómina de casi un millón de euros por mes. Tres millones de euros, que bien servirían para sacar pequeños planes de reactivación que amortiguaran la crítica situación de las pequeñas y medianas empresas. O invertir ese “dinerito” en recursos sociales por si las cosas se complican con el tiempo por la crisis del Covid 19.  En cambio, se ha preferido perder, de momento, unos tres millones que podrían alcanzar los cinco, mínimo, a finales de año, que hacer lo mejor para Lanzarote. Prefiere poner en peligro las cuentas de los Centros Turísticos, como ya ocurriera hace 10 años, que hacer lo correcto para tener un colchón y poder aguantar el tirón hasta que lleguen los turistas en septiembre u octubre. Ahora, en cambio, el Cabildo deberá salir al rescate de los Centros Turísticos con un dinero de todos los lanzaroteños, que podía ser utilizado para activar la economía o dárselo a la gente que más lo necesita. Porque la mejor política social es la de crear empleo y eso sólo se consigue activando la economía. La izquierda se ha caracterizado siempre por saber repartir mejor que nadie los dineros de otros pero, en cambio, siempre le ha costado mucho crear riqueza. En definitiva, no es tiempo de enredar, sino tiempo de buscar profesionales competentes en las empresas públicas. Nos tememos que Dolores Corujo haya apostado por lo primero mientras el PP ha mirado para otro lado para evitar problemas.