PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El “cero energético” de Tenerife, un aviso a Lanzarote

 

 

  • Lancelot Digital
  •  

    El segundo cero energético que ayer sufrió de nuevo Tenerife en menos de un año, demuestra la debilidad en la que se encuentra en Canarias el sistema energético. No tanto la debilidad, de momento, está en la generación de electricidad por parte de las operadoras y compañías eléctricas, sino en el mal estado o falta de adaptación de las redes de distribución y subestaciones.

     

    Fuentes bien informadas del mundo económico señalan que Lanzarote y sus autoridades deben estar ojo avizor con lo ocurrido el miércoles en Tenerife, donde toda la isla estuvo si luz durante varias horas ocasionando un caos importante en la isla más poblada de Canarias. Expertos en materia de suministros advierten a este TRASMALLO que estos problemas que está teniendo Tenerife en la última década está directamente relacionados con la falta de inversión en el sistema eléctrico en general en Canarias pero, sobre todo, en la falta de capacidad objetiva para la distribución de Red Eléctrica.

     

    Protestas y miedos

     

    Lo cierto es que en Tenerife la llamada gran batalla ecologista y popular contra la inversión millonaria por el tendido de Vilaflor, ha provocado que ninguna autoridad haya afrontado el problema para mejorar y ampliar las redes de distribución lo que permitiría, entre otras cosas, la evacuación de energías limpias, cosa que ahora está comprometida por la falta de capacidad de estas redes. En Lanzarote, ha pasado un poco de lo mismo. Aquí la protesta contra la inversión millonaria de Red Eléctrica para la mejora del sistema eléctrico Lanzarote- Fuerteventura no fue tan grande ni mediática como la protesta de Vilaflor pero suficiente como para “asustar” a los temerosos políticos de esta isla que no quisieron arriesgar sus traseros, a pesar de que todos ellos sabían de la necesidad de esa inversión para mejorar las infraestructuras eléctricas de la isla y dar respuesta a las energías renovables que necesitaban “tuberías” para evacuar su producción presente, pero sobre todo futura. Todo el mundo miró para otro lado y otra de las demandas reales y necesarias se ha quedado en el olvido. Nadie quiere sacarla de la gaveta porque cree que no vale la pena arriesgarse a luchar contra la demagogia que tanto daño ha hecho a esta isla. Luego, cuando surjan los problemas, cuando se produzcan los apagones, con echar la culpa a Endesa y a Red Eléctrica, se quitarán el muerto de encima. Esperemos que Dolores Corujo, al menos, dé una alternativa, ahora que el Psoe gobierna a España y controla Red Eléctrica, al tendido que pasaba por Femés y al que la ex-alcaldesa de Yaiza se oponía. Haría un gran favor a esta isla.