PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Islote de la Fermina: una apertura que se ha hecho esperar

 

  • Lancelot Digital
  •  

    El próximo lunes 30 de enero se abrirá por fin al público el Islote de la Fermina, tras una inauguración oficial que tendrá lugar este sábado y a la que acudirá lo más granado de la sociedad lanzaroteña. Este emblemático espacio, ideado por César, que ha estado invariablemente en otras durante los últimos quince años y la mayor parte del tiempo abandonado, estaba ya a punto de abrirse en la pasada legislatura, pero han hecho falta otros tres años y medio para que esa inauguración se haya hecho realidad. Parece que el PSOE no quería la sombra de la intervención de los anteriores gobernantes. En este tiempo, el espacio se ha abierto puntualmente para eventos organizados por el Cabildo de Lanzarote, todos de carácter privado, o por el Ayuntamiento de Arrecife, como el nombramiento de Rosana como Hija Predilecta de la capital. Ahora parece que, por fin, el Islote será de los ciudadanos.

     

     

    Un espacio para los ciudadanos gobierne quien gobierne

     

    Demasiado tiempo se le ha hurtado este espacio a los lanzaroteños que lo llevan viendo en obras año tras año, sin que nunca se produjera la esperada apertura. Tras una inversión de 3 millones de euros, ahora se abre al fin a la ciudadanía, y parece que la entrada será gratuita, que contará con una cafetería y que se celebrarán en él eventos deportivos. La gestión del recinto la llevarán a cabo los Centros Turísticos que, esperemos, sepan sacar partido de un espacio tan emblemático y mantenerlo en buen estado. No queremos que pase como con el Parque Islas Canarias que estaba llamado a ser un lugar de referencia en la capital y se ha deteriorado a ojos vista de todos los arrecifeños. La clave, tal vez sea, que, gobierne quien gobierne, no se trate de tapar lo que hicieron los anteriores para poder presumir de los éxitos. La clave, tal vez sea, que los lanzaroteños vean los resultados de una inversión que ha salido de sus bolsillos, al margen de quién gobernara cuando se inauguró el espacio. Eso sí, no sabemos si no será pedir demasiado.

    Comentarios (2)