PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La alianza nacionalista cumple su objetivo

 

 

La alianza electoral nacionalista entre CC-NC cumplió su objetivo: afianzar el segundo diputado del llamado voto de obediencia canaria. Es verdad que esa alianza no logró mantener el segundo diputado por Tenerife, cosa que, con y sin alianza, con una CC a la baja y alejada del poder, era casi imposible. Pero sí cumplió el objetivo que los muñidores de la misma, entre ellos David de La Hoz, se habían fijado que era el de obtener un diputado nacionalista por las islas orientales. A pesar de que algunos dudaron de las bondades de esa alianza nacionalista, la realidad es que, sin ella, hoy el nacionalismo canario, en lugar de dos diputados, hubiera tenido tan sólo uno. Y eso sí hubiera sido un fracaso y una pérdida de poder de Canarias en el Estado. A pesar de que, tal y como hemos dicho la alianza canaria consiguió el objetivo y que no era fácil hacerlo en unas elecciones polarizadas por la crisis territorial de Cataluña y la gobernabilidad de España entre las grandes fuerzas políticas del Estado, también es cierto que el nacionalismo canario flaquea. Se sacaron menos votos que en las anteriores elecciones en Lanzarote a pesar de ir unidos y se perdieron unos 50 mil votos en Canarias con respecto a las elecciones del 28 de abril.

 

 

 

Reflexión de un estancamiento

 

 

Y eso merece una reflexión. ¿Por qué pierde fuelle el nacionalismo canario? ¿Por qué hay tanta diferencia entre los resultados de unas elecciones de carácter autonómico y municipal con unas elecciones generales? ¿Por qué no logra retener ese voto nacionalista en las generales? Hoy el nacionalismo canario (CC y NC) representa el 20% del electorado de Canarias, muy poco para unas islas donde los nacionalistas han gobernado en los últimos 20 años. Algo han hecho mal para que tan sólo unos 130 mil canarios hayan depositado su confianza en esa alianza. Cierto es que Canarias es cada vez un Archipiélago más mestizo, con más población foránea, sobre todo en el caso de las islas más turísticas, algo que complica el futuro de CC y NC, pero lo es también que no han logrado que su mensaje de ser la voz canaria en Madrid haya calado. Las elecciones generales siempre han sido muy difíciles para CC y NC, pero si lo han sido estando en el poder, más lo van a ser fuera de él. Lo peor es que eso ocurre cuando más necesitado está el Archipiélago de que las especificidades de Canarias se puedan defender en Madrid. Canarias es un Archipiélago ultraperiférico, con problemas y necesidades diferentes, por eso creemos que hay que tratar desigual a los desiguales.