PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Llueve sobre mojado 

 

 

 

  • Lancelot Digital
  •  

    Tal vez cuando Fito Páez y Joaquín Sabina cantaban aquello de “Llueve sobre mojado” estaban pensando en Lanzarote y es que en la isla, una vez más, ha vuelto a llover sobre mojado y se ha repetido la historia de siempre, en esta ocasión por culpa de la tan traída y llevada Filomena, una borrasca que ha vuelto a sacar  a relucir las vergüenzas de Arrecife.  La lluvia ha vuelto a provocar los mismos problemas de todos los años y no estamos hablando de dos o tres años, hablamos de 40 años. Se dice pronto, pero hablamos de cuatro décadas de problemas. La carencia de una red adecuada de aguas pluviales en Arrecife hace que siempre que llueve con una cierta intensidad se produzcan los mismos puntos negros en la ciudad. No hablamos de lluvias torrenciales, con que caigan diez litros por metro cuadrado en una hora, ya se producen problemas.

     

     

    Puntos negros 

     

    Las zonas más afectadas son el Charco de San Ginés, en las Cuatro esquinas, donde saltan las alcantarillas y salen las toallitas al mismo Charco; otro punto negro se ubica en la calle Triana y la calle Portugal, donde anegan las calles al tratarse de una de las zonas más bajas de la ciudad; también afecta a la salida de Arrecife, que carece de unos desagües acordes a la cantidad de agua que se acumula. Además, este jueves hubo problemas en algunos de los puentes, como el del EuroSpar en la salida de Tahíche, ya que no funcionaron los achiques… al final, siempre estamos hablando de lo mismo… en Arrecife, nadie acomete las obras realmente necesarias. No es que no se haya hecho nada, se han hecho cosas, sobre todo en la época de Cándido Reguera y Manolo Fajardo feo, en que se pusieron pluviales para evitar que las aguas que vienen de Argana acaben en el centro de Arrecife, pero son insuficientes. 

     

     

    Una canción repetitiva 

     

    Nadie entiende porque no se hace una red de aguas pluviales en los puntos conflictivos para poder verter esas aguas al mar con unos emisarios submarinos que conduzcan ese exceso de agua. ¿Cuánto dinero se está tirando a la basura? ¿Cuánto dinero para proyectos aparece pintado en los presupuestos del Gobierno de canarias y no se usa porque no se acometen los mismos? El año pasado, sin ir más lejos, se perdieron el 80 por ciento de los proyectos previstos y presupuestados. ¿Cuánto más hay que enfangarnos hasta las rodillas para lograr que se haga algo? No se puede esperar más. Eso lo sabemos todos… hoy, pero mañana, saldrá el sol, los políticos se olvidan del problema y van a otra cosa… ya lo verán, en dos meses, cuando vuelva a llover fuerte en Lanzarote, estaremos hablando de lo mismo.  ¿Se apuestan algo?