PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Pablo Iglesias en apuros

 

 

 

La imputación a varios miembros de la cúpula de Podemos por posible financiación ilegal realizada por un juez de instrucción de Madrid ha puesto en grandes apuros al líder de la formación morada. Y está en apuros, no ya por la gravedad de lo que se investiga, sino por las exigencias que Podemos hacía a sus adversarios y, sobre todo al PP, con las investigaciones de corrupción o financiación ilegal. Como saben los puros y castos dirigentes de Podemos presumían de que en su partido nunca habría un imputado y exigía la dimisión de todos aquellos, sobre todo del PP, que se veían envueltos en denuncias e investigaciones judiciales. De esa manera, esta formación de izquierdas que vino a moralizar la vida política de este país, se cargaba el principio más importante de la Justicia: el de la presunción de inocencia. Y lo peor es que obligó a otros partidos de izquierdas a ir por esa peligrosa línea política y avergonzar a aquellos partidos que defendían la inocencia de sus imputados.  Sin ir más lejos, para extrapolar este caso a Lanzarote, el ex-presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, tuvo que soportar durante meses la estupidez del miembro de Podemos, Carlos Meca, que, en cada pleno, le recordada su imputación en el asunto de la desaladora de Montaña Roja y exigía la dimisión o remarcaba la indecencia de seguir representado a Lanzarote cuando estaba siendo investigado por la Justicia. Ahora, no verán al señor Meca, ni a sus compañeros de partido en Lanzarote, como María del Río o Jorge Peñas, solicitando la dimisión fulgurante de sus compañeros. Lo que sí harán es coger el argumentario que le enviará la dirección de Podemos para decir que hay que defenderse atacando. Que se trata de una estrategia política para sacar a Podemos del Gobierno, que si el Juez sigue la estrategia de Vox, que si una vendetta del antiguo abogado de Podemos, pero no entrarán en aclarar las acusaciones concretas sobre si utilizaban una especie de Caja “B” para sobresueldos o pagos a colaboradores. Y ya verán como la prensa de izquierdas le da la vuelta al tema y el culpable es el Juez por atreverse a investigar las interioridades de Podemos.

 

 

 

Los cambiazos de Podemos

 

Lo cierto es que el Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid investiga la denuncia de un antiguo abogado de la formación, José Manuel Calvente, que acusa al partido de financiación irregular. El magistrado ha citado el 20 de noviembre como imputados a Juan Manuel del Olmo, secretario de Comunicación y actual integrante del gabinete del vicepresidente Pablo Iglesias; así como a la gerente, Rocío Esther Val; al tesorero, Daniel de Frutos; y a una trabajadora, Andrea Dedoto. También mantiene en la causa a Podemos, como persona jurídica, en calidad de investigado. Ya veremos el recorrido que tiene esta investigación judicial, pero lo cierto es que ahora Podemos se ve obligado a tomar la medicina que ellos recetaban a sus enemigos políticos. Nosotros, al contrario de este partido-secta, defendemos la presunción de inocencia de los dirigentes de Podemos ahora investigados. Serán ellos los que tendrán que explicar el cambiazo y son tantos los que han dado desde que llegaron a pisar las alfombras del poder que no les será tan fácil.