PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Stratvs, primer acto

Tras las declaraciones de los acusados, por primera vez se ha empezado a contrastar los datos, las afirmaciones y las declaraciones de una de las partes



Si algo ha quedado claro (o más claro de lo que tenían ya muchos) es que el 'caso Stratvs' se ha exagerado por aquellos enemigos confesos del promotor turístico y del sector primario, Juan Francisco Rosa, entre otros propietario de lujoso Hotel Princesa Yáiza y del Hotel Fariones, y la llamada Finca de Uga, donde se produce unos de los mejores quesos de canarias. Tras las declaraciones de los acusados en este primer acto del  juicio sobre Stratvs, se ha empezado por primera vez a contrastar los datos, las afirmaciones y las declaraciones de una de las partes. Ahora, por ejemplo, tras oír las declaraciones del 'totem' del ecologismo en Canarias, Faustino García Marquez, en la segunda jornada del juicio, razonando de manera detallada y contundente que su autorización previa a la construcción de una bodega y restauración de una casa vieja en La Geria, como Jefe de los Servicios de la Dirección General de Urbanismo del Gobierno de Canarias, era porque entiende que la normativa vigente (por cierto “obsoleta para La Geria”, dijo) lo permitía. Tan es así que en esos mismos meses también se le concedieron autorización de obras a otras bodegas (Rubicón, con anterioridad a Stratvs, y posteriomente  Antonio Suárez y Vega Yuco). Ciertamente Faustino García Márquez vino a poner luz donde había sombra y sobre todo sentido común donde había estupidez o maldad. Mucha maldad. No le pareció nada raro que en un espacio vitivinícola se dejara construir una bodega soterrada que no iba a tener impacto alguno sobre el paisaje, que es lo que el espíritu del legislador ha querido proteger. Y, al entender, mil veces lo hemos dicho aquí con poco éxito, que las bodegas ayudan de manera decisiva a mantener lo que es hoy La Geria e incluso a recuperar paisajes de fincas abandonas que hoy todavía se ven en esa zona.



Delito ecológico por vertidos

El miércoles, 15,  declaraba José Antonio Duchemín, también como acusado en el caso Stratvs, ya que como gerente del Consorcio del Agua de Lanzarote en aquellos años, informó favorablemente a la concesión de un permiso provisional de vertidos de las aguas fecales a la bodega tras pasar por un sistema de depuración como el de la fosa séptica y pozo filtrate. Pues bien, no sólo dio explicaciones totalmente creíbles y razonables sino que este funcionario con 45 años de profesión en el Cabildo, no sólo desmintió cualquier tipo de trato favorable a Stratvs sino que desveló oficialmente lo que ya muchos sabíamos. Reconoció que antes que Stratvs se le dio ese permiso de vertidos provisional a los Centros Turísticos del Cabildo. Es decir, que las Montañas de el Fuego, un Parque Naciona con el máximo título de protección de la legislación, vertía con el mismo sistema que Stratvs. Como lo hacían todas las demás bodegas en aquel entonces en La Geria. ¿Por qué, entonces, no se le iba dar el mismo trato que al resto? O es que lo que se buscaba era que una institución pública como el Consejo Insular del Agua hiciera un trato discriminatorio a situaciones iguales. ¿Sólo porque era Juan Francisco Rosa el promotor? Pues cinco años se cerró cautelarmente la bodega porque un fiscal decía que contaminaba. Realmente, se podrá decir que de manera soterrada el propietario construyó más de lo que le avalaba la licencia, como el propio Rosa reconoció en sede judicial (los jueces le juzgarán por ello), pero lo que nadie podrá decir es que ha habido una persecusión inédita contra una bodega que la objetividad obliga a decir que no sólo socialmente ha traído aspectos positivos para el sector vitivinícola sino que carece de impacto visual en el paisaje de La Geria. La justicia tiene la última palabra, pero creemos que aquí los denunciantes públicos no buscan Justiucia sino castigo.